Semanario El Pionero

Expresión de Mexicali y su Valle

Frenar ola de violencia, urgen al gobernador Bonilla y alcaldes; CCEE

Orlando Fabiel López Acosta, presidente del CCEE.

  • A Bonilla Valdez, “no soslayar la responsabilidad política”
  • A fiscal Ruiz Hernandez “que genere soluciones que sean medible”
  • ¿qué está pasando con los criminales?, ¿dónde están?, 
  • ¿Quién los investiga?, ¿Quién los persigue?
  • Ensenada sexto lugar más peligroso del mundo 

ENSENADA. – Integrantes del Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada (CCEE), urgieron a las autoridades estatales y municipales a tomar acciones inmediatas para resolver el problema de la violencia y la inseguridad que se vive en la entidad y en el municipio.

En conferencia de prensa encabezada por el presidente del CCEE Orlando Fabiel López Acosta, y los dirigentes de las cámaras: Nacional de Comercio Servicios y Turismo (Canaco), Rafael Chávez Montaño; de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), Iván Nolasco Cruz; y, de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Martín Muñoz Barba, pidieron al Gobernador del Estado Jaime Bonilla Valdez, no soslayar la responsabilidad política que tiene de brindar tranquilidad a los bajacalifornianos.

Los dirigentes de la cúpula empresarial Ensenadenses solicitaron al fiscal general del Estado Juan Guillermo Ruiz Hernández, que se tomen las acciones y se plantee un plan estratégico de seguridad, que genere soluciones que sean medible en el corto plazo.

“Los Ensenadenses necesitamos tranquilidad, salir a la calle, vivir el día a día con normalidad, con certidumbre en la inversión de quienes producen riqueza, y contar con la confianza de nuestros visitantes, para poner en acción los planes y programas que reactiven la economía y que propicien el bienestar de la sociedad”, expresó López Acosta.

Se entiende que no puedan evitar los asesinatos, pero estamos altamente preocupados porque no sabemos nada: ¿qué está pasando con los criminales?, ¿dónde están?, ¿Quién los investiga?, ¿Quién los persigue?, cuestionó Chávez Montaño, presidente de la Canaco.

“Queremos respuesta de los responsables de garantizar la seguridad de los ciudadanos, manifestó, hacemos un llamado al fiscal, al presidente municipal y al director de Seguridad Pública; Tijuana es el segundo más peligro del mundo y Ensenada el sexto, hay miedo, nadie quiere venir a un lugar que no es seguro, ni siquiera los taxistas quieren ir a las colonias de la periferia de noche.”

El presidente de la Canirac Iván Nolasco Cruz dijo que está en riesgo el flujo de visitantes a la ruta del vino próxima a celebrar las fiestas de la vendimia con lo que habría afectaciones al sector restaurantero.

Antes se decía que la violencia solo afectada a los involucrados en el crimen organizado o en actividades ilícitas, pero ahora cualquier ciudadano está expuesto a la violencia por lo que necesitamos enviar un mensaje positivo al turismo, por lo que hacemos un enérgico llamado a nuestros gobernantes a parar la ola delictiva.

Ya no se trata solamente de los crímenes de alto impacto, han crecido los robos de vehículos, a comercio y asaltos con violencia en el centro de la ciudad, señalaron los dirigentes empresariales, situación que afecta las actividades comerciales y gastronómicas ya de por si deprimidas por la pandemia.

TAMBIÉN LA SALUD

Por su parte el presidente de Coparmex Martín Muñoz Barba, hizo un llamado a no bajar la guardia respecto del cumplimiento de los protocolos anti Covid-19, ante la posibilidad de detonar una nueva oleada de la enfermedad por las mutaciones del virus.

“Es preocupante que la población se relaje durante las vacaciones de verano porque no toda la población está vacunada y la que está, no tiene garantizada totalmente la inmunidad ante las mutaciones que ya se han detectado en varias ciudades del país”, señaló.

El dirigente pidió a las autoridades no quedarse con los brazos cruzados y vigilar que se cumplan los protocolos para evitar retroceder en lo avanzado en los semáforos epidemiológicos y retardar la recuperación económica que tanto se ha estado esperando por parte de las empresas y la población.