Semanario El Pionero

Expresión de Mexicali y su Valle

IICA premia a agrónoma mexicana por apoyar a población rural vulnerable

El premio es parte de una iniciativa del IICA para reconocer a personas que dejan huella y hacen la diferencia en el campo de América Latina y el Caribe

San José, (EFE).- El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) entregó este lunes el premio “El Alma de la Ruralidad” a la agrónoma mexicana Gabriela Lucas Deecke por su labor enfocada en mejorar la calidad de vida de población rural vulnerable.

Lucas Deecke, es fundadora y directora general del Centro de Innovación de Agricultura Sostenible en Pequeña Escala (CIASPE), una organización diseñada para fortalecer capacidades de autogestión y resiliencia de los pequeños productores con foco en las mujeres.

El premio es parte de una iniciativa del IICA para reconocer a personas que dejan huella y hacen la diferencia en el campo de América Latina y el Caribe. En el caso del Centro, éste se enfoca en contribuir al bienestar de las familias del medio rural a través de prácticas agroecológicas regenerativas.

Desde hace varios años, la experta se interesó en la alta incidencia en las zonas rurales de las enfermedades no transmisibles, como diabetes, hipertensión, cáncer y obesidad.

“Todos esos males están relacionados con la comida. Uno idealiza el campo, pero la mayor parte de la gente no sabe cómo cuidarse y curarse por medio de los alimentos, en vez de tomar medicinas”, explicó la mexicana en un comunicado del IICA.

Lucas Deecke añadió que “hoy una de nuestras prioridades es transmitir a pequeños agricultores información sobre cómo tomar las mejores decisiones en la cuestión alimentaria; no sólo en cuanto a cómo producir, sino también, en cuanto a cómo alimentarse mejor, con más fibras y vitaminas, para estar más sanos”.

Para la experta, uno de los mayores desafíos del Centro de Innovación de Agricultura Sostenible en Pequeña Escala más complejo es cómo favorecer el arraigo de la población en el campo, de qué manera generar oportunidades y convencer a la gente de que puede haber una vida mejor sin necesidad de irse detrás de los sueños a una ciudad.

La agrónoma indicó que está convencida de que se deben buscar los caminos para generar riqueza en el campo.

“Si se quiere combatir la pobreza hay que ayudar a que la gente tenga dinero en el bolsillo. Las condiciones son difíciles y la pandemia agravó las cosas, ya que creó un círculo vicioso, en el que no hay mercado porque no hay productos y no hay productos porque no hay mercados donde venderlo”, destacó Lucas Deecke.

Además, del premio “El Alma de la Ruralidad”, los Líderes de la Ruralidad destacados por el IICA serán invitados a participar de diversas instancias asesoras del organismo.

En el marco de la iniciativa, el IICA trabaja para que el reconocimiento facilite vinculaciones con organismos oficiales, de la sociedad civil y del sector privado para la obtención de apoyo para sus causas. EFE