logo

Más de lo mismo en el Pleno de la Unión de Productores Agropecuarios

  • Campesinos recularon, dicen no estar en conflicto con nadie
  • Ruben Camacho olvidó que pedían la cabeza de Haros Encinas 
  • Se quejaron los campesinos de la falta de apoyos gubernamentales
  • De los altos costos de los cultivos y de los bajos precios de cosechas
  • Secretaria del Campo convoca a participar en mesas de trabajo

Por César Villalobos López

EJIDO MICHOACAN DE OCAMPO. – Con la presencia de 200 productores, según los organizadores, se realizó, el sábado 26, el Pleno Agrario “Problemática del Sector Agropecuario”, donde los ponentes ratificaron –con algunas variantes- los problemas que han venido planteando, pero advirtieron “no estar en conflicto con nadie”, pese a que airadamente solicitaron la renuncia o remoción del titular de la Secretaria del Campo y Seguridad Alimentaria, el economista Héctor Haros Encinas.  

Fernando Guillen Martinez, presidente del Comisariado de esta comunidad ejidal, tras dar la bienvenida a la cuna del agrarismo, precisó: “como en 1937, se tiene tierra y agua, pero no el apoyo del gobierno federal, ni del estado y los productos de las cosechas no valen lo que deberían de valer”   

Destaco que el gobierno federal no ha pagado los apoyos para el trigo, a los productores de Tamaulipas, Chihuahua, Sinaloa, Sonora y Baja California. 

“Ganan los intermediarios, no los productores”, dijo Ruben Camacho Ledón, de la Liga Agraria Estatal CCI, asegurando que “no hay conflicto con nadie”, haciendo referencia a la baja producción de algodón y recordando que el valle de Mexicali llegó a producir 600 mil toneladas de trigo.

Demetrio Benites, del Sistema Producto Algodón insistió en los problemas con la semilla transgénica de Bayer que en los últimos dos ciclos ha causado daños económicos a los productores, sin atención de las autoridades, destacando el alto costo del cultivo que llega a 48 mil pesos por hectárea. 

Lamento que el gobierno federal no permita la importación directa, por parte de los productores, de la semilla transgénica que se vende en el mercado estadounidense a 150 dólares el saco, mientras que la comercializada por Bayer representa el 30 por ciento del costo del cultivo.

Del trigo se volvió a insistir en la calidad del grano producido en el valle de Mexicali que se comercializa con referencia a las cotizaciones de la Bolsa de Chicago, cuando debería de tener su valor propio.

Ricardo Martinez Parra también hablo sobre el diferencial de precio en el diésel que en Estados Unidos se compra para actividades agrícolas, en un promedio de 11 pesos por litro, mientras en México, los productores pagan el doble o más. 

A nombre de los productores de forrajes habló Baudelio Rivera, lamentando que los funcionarios de todos los niveles “estén muy ocupados o sin capacidad” para escuchar a los productores y buscar soluciones, o cuando menos respuestas a sus reclamos.

En la reunión estuvieron las senadoras Gina Cruz y Alejandra Leon, de Acción Nacional y del Partido del Trabajo; Juan Manuel Martínez Núñez, encargado de la SADER; Fernando Rosales, del Ayuntamiento de Mexicali; Sergio Leopoldo Gonzalez y Manuel de Jesús Quintero Meza, de la Secretaria del Campo y Jesús Salvador Minor Mora, diputado federal.  

“Venimos con todo el empeño de tomar nota de lo que aquí se diga, pero también de hacer compromisos, toda reunión debe de tener un objetivo y finalmente, comprometernos a algo, estamos en un momento de crisis donde tenemos que sumar experiencias, conocimientos; todo lo que sabemos del Valle de Mexicali para tratar de salir adelante. No hay otra forma más que unirnos, coordinarnos y salir adelante” les aseguro el subsecretario del Campo, Sergio Leopoldo Gonzalez.  

El funcionario estatal también fue reiterativo en su mención sobre programas de la Secretaria del Campo, como: Saneamiento de Carteras Vencidas, Fortalecimiento de la Producción Primaria, Asegurar la Comercialización, Financiamientos, Seguro Agrícola e Insumos, que los productores han considerado insuficientes unos y otros no se han logrado materializar.  

Insistió en que se deben realizar mesas de trabajo para analizar las distintas zonas del Valle de Mexicali, los tratamientos que requiere, paquetes tecnológicos adecuados para los distintos cultivos, mismas que históricamente han sido improductivas, pero también aseguro:   

“Vamos buscando en conjunto como abaratamos el paquete tecnológico de nuestros cultivos, hay que hacer las preparaciones que se requieren, aplicación correcta del suelo, hay que tecnificar el riego para hacerlo eficiente, y sobre todo colaborar para la comercialización de los productos del Valle”.