logo

Secretario de salud de Bonilla cobra moches y no cumple

Alonso Óscar Pérez Rico, secretario de Salud en el Estado.

  • Que ofrecía contratos por licitación, cobró, pero no cumplió
  • Que pidió dinero para una fianza en efectivo que nunca existió  
  • Obtuvo 10 % de las acciones de la empresa y no hubo contrato

TIJUANA. – El Secretario de Salud, del gobierno de MORENA de Jaime Bonilla, Alonso Óscar Pérez Rico (quien dijo que el actual Presidente de Tijuana era Maníaco-Depresivo) está involucrado en presuntas ilegalidades y acciones de corrupción (Moches) a su paso por la jefatura de Prestaciones Médicas de la delegación Regional del IMSS (2018-2019).

La denuncia penal fue interpuesta por Ramón Alejandro Treviño Avalos, Alejandro Treviño Fisher y David Galván Torres, propietarios de la empresa Hemodiálisis del Noroeste, ante la Agencia del Ministerio Público Federal con sede en Ensenada, en agosto 17 del 2019.

De acuerdo con lo señalado en la demanda penal, Pérez Rico como Miguel Ángel Ruvalcaba Molina –quien por muchos años fuera ejecutivo de la Canacintra de Mexicali- empleado del IMSS, les ofrecieron ganar una licitación para subrogar el servicio de hemodiálisis del Seguro Social en Baja California.

A cambio pidieron 100 mil dólares de una supuesta fianza que depositarían y el 10 por ciento de acciones en la empresa que se crearía para la prestación de dicho servicio.

En todo momento Ruvalcaba Molina dijo a los ahora ofendidos, que el acuerdo lo hacía directamente con Pérez Rico, a quien, según él, le hizo tres entregas de dinero en la clínica 36 del Seguro Social.

El 27 de julio del 2018, fueron 27 mil dólares, el 17 de agosto, otros 22 mil dólares y el 09 de septiembre del mismo año fue la cantidad de 11 mil 920 dólares.

Dijeron que, a través de su empleado, entregaron, 61 mil 120 dólares a Pérez Rico, quien era el jefe de Prestaciones Médicas de la delegación regional del IMSS en Baja California.

Pero no sólo eso, sino que invirtieron 7.2 millones de pesos en su clínica, ya que así lo requería el Seguro Social según les dijeron.

Dinero que no han podido recuperar, ya que la licitación la ganó la empresa Clínica Clarial y no ellos, como se los habían prometido.

Treviño Avalos dijo que a pesar de que entregaron dinero para una fianza y que hicieron la inversión en su clínica e incluyeron al hermano de Miguel Ángel Ruvalcaba Molina, de nombre Francisco Sebastián, como socio de la empresa para asegurar que Pérez Rico obtuviera el 10 por ciento de ganancias, no les cumplieron.

En la denuncia penal, el refirió que hubo tres video llamadas con Pérez Rico por lo que se confiaron en el acuerdo, pero después, durante los meses de julio a septiembre, ya no le contestaron las llamadas.

Y lo peor sucedió en noviembre del año pasado, cuando lograron obtener información de la dirección nacional del IMSS, en donde les expresaron que esa licitación se había resuelto desde diciembre del 2018 y que desde ese entonces su sociedad denominada Atención y Diagnóstico de Salud, se había desechado.

NUNCA DEPOSITARON FIANZA

Entonces pidieron a la institución de salud el regreso de la fianza, a lo que las autoridades del Seguro Social les dijeron que nunca hubo tal.

En enero de este año localizaron a Ruvalcaba, quien después de aceptar el engaño pidió dos meses de plazo para realizar los pagos, además de que mostró una serie de mensajes vía WhatsApp que sostuvo con Pérez Rico para solicitarle el dinero, los cuales están en poder de este medio.

Además, Pérez Rico pidió un plazo mayor para empezar a regresar el dinero, debido a que ya no trabajaba en el IMSS.

Por ello, ante la falta de disposición para egresar el dinero, Treviño Avalos y sus socios demandaron penalmente a los anteriormente referidos por fraude y/o lo que resulte.

Expediente que es revisado en el Ministerio Público radicado en Ensenada

Antes, el pasado 14 de diciembre se interpusieron dos denuncias en su contra de Alonso Oscar Pérez Rico, Secretario de Salud de Baja California, en la secretaría de la Honestidad por supuestos moches contra las empresas Greminun y LogMed, las cuales no procedieron, pero la querella está interpuesta, y hasta hoy la titular de la Dependencia ha guardado silencio, para no implicar a su compañero de trabajo.

De diverso origen nos llegaron copias de mensajes de Wathsap, y en uno de ellos se menciona a una persona de nombre Manlio y al Coronel, y es que Pérez Rico llego a la regional del Seguro Social, siendo delegado regional Francisco Beltrones, hermano de Manlio Fabio.   

*Nota con información llegada por las redes sociales, de periodismo negro y de versiones obtenidas de personal que labora en el IMSS.