Semanario El Pionero

Expresión de Mexicali y su Valle

Entre Los Surcos…

Otra mentira más

Por César Villalobos López

Lo que ha ocurrido en el campo bajacaliforniano solo se puede justificar por una falta de interés o de una complacencia de quien en su campaña de proselitismo dijo aspirar a “ser el mejor gobernador que jamás haya tenido Baja California”, a su secretario de Desarrollo Agropecuario, Manuel Valladolid Semanduras.

No dudamos de las buenas intenciones de Valladolid Semanduras, pero cuando la buena intención es rebasada por las acciones de sus colaboradores, se convierte en otra cosa.

En más una ocasión platicamos largo y tendido con Manuel Valladolid Semanaduras, algunas en presencia de Ana Bertha, testigo de mis planteamientos, desestimados por el titular de la ahora Sedagro.    

Po ello nos llama la atención que tanto el estado como la Sader echen campanas al vuelo anunciando la acreditación del USDA estadounidense, como “libre de Garrapata Boophilus”, al estado de Baja California, con vigencia a partir del próximo 18 de noviembre.

Información oficial del gobierno del estado señala: “Debido a la ardua labor realizada por la actual Administración estatal que encabeza el Gobernador Francisco Vega de Lamadrid, a través de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (SEDAGRO), el Servicio de Inspección Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (APHIS-USDA), reconoce a Baja California, como libre de Garrapata Boophilus SPP”.

“La Directora de Inspección, Sanidad e Inocuidad de la SEDAGRO, Belem Avendaño Ruíz, dijo que gracias la labor conjunta con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), la Delegación en Baja California de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), el Comité Estatal para el Fomento y Protección Pecuaria (CEFPP), la Unión Ganadera Regional de Baja California (UGRBC) y el apoyo de los ganaderos de la entidad, se ha obtenido dicha declaración por parte del USDA”.

“La funcionaria estatal comentó que Baja California se incorpora a los Estados mexicanos de Sonora y Chihuahua que reciben la acreditación por esta Agencia de Los Estados Unidos, con el beneficio directo en la exportación de ganado a este destino, sin la necesidad de aplicar baños garrapaticidas en origen, lo que significa disminución de costos en este proceso”. 

“Agregó que para contar con dicha certificación, el Gobierno del Estado ha impulsado distintas acciones como la operación del baño garrapaticida en el punto de inspección y verificación Paralelo 28, para las introducciones de ganado procedente de Baja California Sur; la capacitación de inspectores y profesionales especialistas para identificar y eliminar la presencia de este ectoparásito; así mismo, una labor constante de regulación y control de la movilización del ganado introducido a Baja California y la movilización del ganado local, entre otras”.

La gran mentira está en la no operación del baño garrapaticida en el Paralelo 28 y la inexistencia real de vigilancia en las casetas, por ejemplo, la instalada en las inmediaciones del Rio Colorado, en el Kilómetro 57, por falta de personal.

Las volantas no existen porque no tienen personal y los pocos en nómina no pueden efectuar vigilancia por falta de combustible.

Recordamos que en una de las pláticas le precisamos a Manuel Valladolid las fallas en el área de ganadería y de inocuidad, así como complicidades con la Unión Ganadera Regional de B.C. que preside Gustavo Rodríguez Cabrales; señalamos la recurrencia en la entrega de apoyos a un mismo sujeto utilizando diversos nombres y ubicaciones, así como el incumpliendo de la UGR como proveedor del estado a ganaderos.   

Desde el 2018, Rodríguez Cabrales, con el aval del gobierno del estado anuncio la exportación de ganado por San Luis, R.C. Sonora, lo mismo han hecho funcionarios estatales y el encargado de la Sader en Baja California, con un total desconocimiento de la situación en el puerto aprobado, toda vez que en territorio estadounidense no existen instalaciones para operarlo.    

En 2007 el SENASICA publicó que Baja California quedó libre de este parásito, lo cual ayudó a impulsar y motivar el trabajo para lograr este reconocimiento internacional, para bien de los ganaderos del Estado, una vez alcanzada dicha meta el Gobierno del Estado dejará la labor encaminada para avanza en campañas para la erradicación de la Tuberculosis bovina y la Brucelosis, en beneficio de la salud pública de los bajacalifornianos. 

Sin embargo, esas dos enfermedades han proliferado en los hatos de ganado, especialmente en los estabulados para producción de leche que compran los agroindustriales y la comercializan pasteurizada.

Pero el problema es la falta de control en los elaboradores de queso utilizando leche de animales fuera de certificación, por falta de personal y acciones de los gobiernos del estado y de la federación.

En Baja California no se tiene control sobre las introducciones de ganado, porque la situación económica de la UGR le impide distribuir y vender los aretes con los que se supone se tienen datos del origen del ganado.

Pero eso, a este día, es historia pasada, veremos que hace el economista Hector Haro Encinas.