Lo Extraordinario de lo Cotidiano

Lo Extraordinario de lo Cotidiano

El efecto mariposa

Por Gladys Villalobos*

Dos matanzas con armas de fuego que provocaron la muerte de 31 personas en menos de 14 horas en Estados Unidos, fue la noticia del fin de semana que sigue dando de qué hablar el día de hoy y nos invita a reflexionar como habitantes del mundo. En mi caso, como una persona que nació, creció en Mexicali; con raíces permeadas por la cultura fronteriza y una familia que habita esa ciudad.

Es conocida la actitud, discurso y acciones del Presidente de Estados Unidos hacia los migrantes, con especial atención a los mexicanos. Estos hechos se pueden interpretar como una consecuencia, seres humanos de endebles valores influenciados por una persona en su carácter de líder de una nación ¿qué papel juega la comunidad, la sociedad o su pilar, la familia? Una responsabilidad compartida.

No me enfocaré en las características culturales y a la estructura social de los Estados Unidos. Sería irresponsable y pretensioso hablar de un tema tan ríspido y que desconozco con precisión. Me enfocare a lo evidentemente obvio. La violencia engendra violencia.

Cuando nuestra conciencia individual y colectiva sea lo suficientemente madura para dimensionar el poder y el alcance de nuestros actos, palabras, decisiones u omisiones, procederemos en la vida, en nuestro cotidiano con cautela y amabilidad, con responsabilidad y prudencia.

Hace días externaba en un Taller que la honestidad engendra más honestidad. Cuando eres honesto contigo, empiezas a ser honesto con los demás, y en una tierra fértil, el otro empieza a ser honesto contigo. Este es un ejercicio personal que he llevado a cabo a lo largo de este año. Efecto similar observo con la violencia, en este caso, encontrar tierra fértil para que se reproduzca es dañino y en ocasiones, muy sencilla de gestar.

Hoy hablare de la violencia habitual, la considerada socialmente aceptable, la que se genera con las bromas, la que se cuela en las reuniones, aquella violencia que al ser evidenciada se califica como una exageración.

“Es muy bonita la niña, pero es morenita” “Es muy guapa pero esta gordita” “¿Así te vas a ir?”, cuando vemos la vestimenta de una persona. “Es muy inteligente, lastima de cara”, “Esta quedada”, cuando una mujer no ha contraído matrimonio o compromiso formal.

“¿De su color? ¿No quiere uno más claro?”, me sugirió una vendedora de cosméticos como respuesta a mi solicitud de una base de maquillaje de mi tono. Bendito Dios que acepto y valoro mi tono mi piel, de lo contrario a la fecha transitaría la vida con dos tonos más claros en mi rostro.

“El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”, un proverbio chino que me invita a reflexionar sobre la trascendencia de mi existencia y de la tuya, de mi comportamiento, de mis palabras. Observar lo que sale de mi boca es siempre un buen ejercicio de evolución.

 “Lo Extraordinario de lo Cotidiano”, un espacio donde cada día es un motivo. Valoro tu tiempo.

* Cachanilla de nacimiento, comunicóloga de profesión, amante del cuerpo por vocación. Crecí análoga, me convertí digital. Asesora en Comunicación, Redactora de Contenidos, Fotógrafa. Instructora 450PMA Pilates/ 200RYT Yoga. Mi sitio: gladysvillalobos.wordpress.com/ Contacto: villalobos.gladysconsuelo@gmail.com