Semanario El Pionero

Expresión de Mexicali y su Valle

Editorial…

Cartucheras al cañón, quepan o no quepan 

Resulta muy lamentable que una buena parte de las acciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador, obedezcan a un proyecto ideológico personal y a su obcecamiento por llevar adelante su 4T, pasando sobre cualquier cosa.

La actitud del Jefe del Ejecutivo nos hizo recordar el refrán popular de “Cartucheras al cañón quepan o no quepan”, adjudicada a cuando algún funcionario toma y ordena alguna decisión de tipo político que, generalmente no reúne buenas expectativas.

Y, es que, cuando los resultados de tal o cual acción de gobierno no son como el presidente esperaba, quería o había ordenado, de inmediato se lanza en contra de la institución, organismo autónomo o funcionario titular de la dependencia involucrada, arremete de inmediato y propone su desaparición. 

De acuerdo con nuestra Constitución, los poderes de la nación están divididos en Ejecutivo, Legislativo y Judicial, pero en este caso, la ausencia de ética y el exceso de sumisión de los individuos, el presidente les avasalló y atienden a pie juntillas, sin ningún reparo.    

De siempre ha criticado el derroche de los recursos, pronunciándose por la austeridad, sin importarle que su obcecación por ese tema haya afectado importantes servicios, como los de salud, observándose sus efectos en los adversos resultados en el caso de la pandemia del Covid.

Con un total desconocimiento del mecanismo operativo y de gobierno del Banco de México, pretendió llevar a las arcas del gobierno remanentes operativos del banco central, al no lograrlo, de inmediato de pronunció en contra de la continuidad Alejandro Díaz de León, en la presidencia de la institución. 

Enseguida diseñó el perfil del candidato que propondrá al Sado, señalando que “va a ser un economista con dimensión social”. Por lo que expertos consideran que “El Titular del Ejecutivo está jugando con fuego con este cambio en un momento de presiones inflacionarias”.

En su ofuscación, Lopez Obrador soslayo que, en marzo pasado, Díaz de León fue reconocido como el banquero del año por la prestigiada publicación Central Banking Award, por su destacado papel al frente de Banxico durante 2020 durante la pandemia.