logo

¿Dónde está nuestro gobierno? : Campesinos

  • Se quejan del abandono de Federación y Estado
  • Que Bonilla debió escuchar y luego evaluar a Haros
  • Lamentan respaldo del Ejecutivo a secretario del campo
  • Buscan apoyo del gobernador, diputados y senadores 
  • Para modificar presupuesto de egresos de la federación 
  • Convocan a Pleno Estatal Agrario para el sábado 26

Por César Villalobos López 

MEXICALI. – Preguntándose ¿Dónde está nuestro Gobierno?, concluye un comunicado del llamado “Movimiento Estatal por la Unidad” y que, supuestamente aglutina a todos los campesinos de Baja California, durante una conferencia de prensa en el pórtico del Centro de Gobierno, anunciando un Pleno Estatal para el sábado 26 de este mes, cuando inicialmente lo habían considerado para el 19.   

Los licenciado Rubén Camacho Ledon y Luis Abraham Campos Bejarano, junto con el arquitecto Humberto Lopez Barraza, hicieron la exposición en donde fueron coincidentes en que, “desde el inicio de este sexenio, todo está perdido, se observa un claro desprecio de sus gobernantes, el campo está colapsado, ante gobernantes que se han petrificado, ciegos y sordos ante la realidad miserable que se vive actualmente”.

Del gobernador Jaime Bonilla Valdez se quejaron de que les atiende y del respaldo incondicional al secretario Hector Haros Encina, sin haberles escuchado, considerando que, primero debió de escucharlos y luego evaluar y definir si el titular de la Secretaria del Campo y Seguridad Alimentaria está cumpliendo.

Aseguraron que el 80 por ciento de los productores están afectados y que en los Módulos de Riego ha bajado la superficie de siembra, situación que dañara a aquellos campesinos carentes de crédito que rentaban su tierra, toda vez que las rentas han bajado entre 3 y 4 mil pesos por hectárea.

Los ponentes consideraron que el gobernador del estado debe de ponerse al frente de los reclamos campesinos, como lo han hecho otros gobernadores, en busca de modificaciones al presupuesto de egresos de la federación y que, lo mismo deben de hacer todos los senadores y diputados locales y federales, en apoyo al campo. 

Además de la reducción presupuestal para el campo que cancela la posibilidad de alcanzar la autonomía alimentaria del país, porque afecta, tanto a la agricultura como a la ganadería, el gobierno de la república debe de emparejar el piso para competir con los homólogos de los Estados Unidos, donde el precio del diésel está a mitad de precio que, en México, los créditos son con bajos intereses y tienen respaldos económicos. 

El arquitecto Lopez Barraza, desconocido por el economista Héctor Haros Encinas, Secretario del Campo y Seguridad Alimentaria, como representante campesino, dijo que el campo necesita apoyos reales, no dadivas de gallinas, patos y chivos, como los que están entregando a supuestos productores.

En la conferencia de prensa dejaron de manifiesto “la grave inconformidad que existe en los productores agropecuarios de la entidad por la falta de insumos al campo, pero más preocupación nos provoca que no se observan estrategias de gobierno que, ni a corto, ni mediano plazo, puedan 

“El próximo presupuesto federal para el campo es raquítico, desaparecen todos los programas de apoyo a los campesinos, y hasta este momento, aquí en nuestra entidad, al gobierno estatal no le interesa el rescate económico del Valle de Mexicali, el campo abandonado sin importar las consecuencias que aterrizan en crisis económica”.

“Es notoria la falta de políticas en apoyo al campo, motivo por el cual se dejarán de sembrar más de 60 mil hectáreas en el Valle de Mexicali”.

“Hasta el momento, para usted señor gobernador Jaime Bonilla, ha sido más fácil descalificar a los movimientos campesinos que reclaman de su presencia para en conjunto encontrar soluciones inmediatas, tal parece que le interesa más proteger a su compadre Hector Haros, de su terquedad y su ineptitud, cada día crecen más las mentiras del Secretario del Campo (antes Fomento Agropecuario) engañando a los campesinos de Baja California.”