logo

Productores voltean a la organización económica , ante crisis y abandono

  • “Hablamos pero no actuamos”, reconocen
  • Trigo ha reducido el 70 % de superficie
  • Algodón afectado por control de simiente
  • Gobierno impide importación de insumos
  • Falta una verdadera banca de desarrollo
  • Créditos blandos y sin tanta tramitología 
  • Insisten en apoyo a diésel agropecuario

Por César Villalobos López 

MEXICALI. – Agricultores del valle de Mexicali coinciden en la crítica y complicada situación por la que atraviesa el campo y vislumbran un futuro aún más desolador afectado con una serie recortes presupuestales con perjuicio directo al desarrollo del agro, bajo el argumento de la emergencia sanitaria.

Ante esta situación es momento de accionar una estrategia para juntos impulsar el sector, donde entremos todos sin distingos políticos y de agrupaciones, donde con unidad y organización sea una causa dirigida a un objetivo en común; alcanzar la tan anhelada seguridad y soberanía alimentaria y el desarrollo al campo. 

El Lic. Luis Abraham Campos Bejarano, productor del valle de Mexicali, coincidió con Rubén Camacho Ledon, Valentín Morales Vega, Domingo Sánchez Aguiar, Fernando Mercado Gutierrez y Rafaél López, entre otros, refirieron la reducción de 70% de superficie en siembra de trigo en los últimos 5 años, mientras que el algodón se encuentra en severa crisis, derivada del bajo rendimiento por problemas relacionados con semilla, así como a los altos costo en insumos para lograr su producción.

En el caso del trigo, aun con rendimientos promedio de 6.2 toneladas por hectárea, resulta inconcebible pensar en competitividad y peor aún en rentabilidad, debido a que, los altos costos del cultivo alcanzan los 30 mil pesos por hectárea, en tanto el precio de la cosecha es de alrededor de 5 mil pesos por tonelada.

Luis Abraham Campos Bejarano, productor del valle de Mexicali.

Destacaron que el gobierno federal, además de reducir los recursos presupuestales para la aplicación de diversos programas de apoyos al campo, retiro el apoyo directo al diésel agropecuario y pesquero, contribuyendo al encarecimiento de los costos de todos los cultivos, porque además no hay ningún control en los precios de agroquímicos y obstaculiza la importación directa por parte de los agricultores, dejando en manos de trasnacionales su distribución.  

Hablaron de la falta de una banca con objetivo meramente de crédito rural, sin costosos intereses, enredosos trámites y requisitos que al parecer tiene la finalidad de dificultar e impedir el acceso al crédito para el agricultor, bien sabemos que hoy en día es igual de complicado y costoso tramitar créditos agrícolas en la FND como en la banca privada.

Incentivos productivos, apoyos de financiamiento generoso, accesible y oportuno al productor y por supuesto que se pague lo justo por la producción que con tanto esfuerzo y trabajo se logra, son parte de las aspiraciones de los agricultores.

“Claro es el ejemplo de los compañeros de Sinaloa quienes levantaron la voz y lograron su objetivo, es aquí donde me pregunto;

“¿Qué esperamos compañeros productores?

“Tenemos todas las adversidades habidas y por haber, el Valle no parece soportar más, cada ciclo es más la superficie sin producir hablamos a nivel nacional de 70 mil hectáreas sin sembrar cuando en nuestro valle son alrededor de 30 mil en los últimos 5 años, es decir casi el 50% de las qué están sin producir en todo el país, no se puede pensar en una realidad más compleja, debe ser ahora el momento de levantar la voz con fuerza y tomar acciones para pronunciarse enérgicamente contra esta problemática que a todos nos afecta”, destacó Campos Bejarano y agregó:

“Si el valle genera, a la ciudad le beneficia como históricamente está comprobado, ya basta de ninguneo y pisoteo al productor agrícola con políticas insensibles y golpeantes, es ahora el momento de unidad y lucha por un fin común, recuerden que no seremos recordados por nuestras palabras, si no por nuestras acciones, vemos con tristeza que no hay voluntad política para un mejoramiento en el sector, así que de nuestras acciones depende el desarrollo tan anhelado de nuestro valle”.

Ante esto, Domingo Sánchez Aguiar, afirmó “organización compañeros productores”, mientras que Valentín Morales Vega dijo: “Basta de tanto abusó. Hay que alzar la voz”.

“no nos queda otra opción para exigirle al gobierno un precio justo para nuestras cosechas que pronunciarnos en contra de las malas políticas agroalimentaria no podemos permanecer dormidos ante esta situación no es justo trabajar todo un año para que nos quede ni para comer es una noble actividad la agricultura luchemos juntos e unidos por una mejor remuneración para los productos”, dijo Rubén Camacho Ledon

Fernando Mercado Gutierrez reconoció “Todo el tiempo lo he dicho si no estamos unidos van a hacer lo que quieren con nosotros ay está el ejemplo de Sinaloa rápido les resolvieron el precio nombre aquí estamos entumidos mirando cómo nos están robando a ojos vistos y nomas hablamos, pero no actuamos ay que unirnos para ser que nos escuchen los órdenes de gobierno” 

Rafael López remató diciendo:  “lamentablemente los productores agrícolas estamos en vías de extinción y prácticamente provocado por los gobiernos que “padecemos “incluyendo el actual que prefiere apoyar a los “ninis” a cambio de favores electorales, que a nosotros los productores, quiero comentar que el trigo producido en Mexicali tiene altos estándares de calidad nutritiva y organoléptica (sabor, color) por lo que es un producto que debe quedarse para consumo nacional dándole el precio que merece de acuerdo a los estándares antes mencionados y no compararlo con los predios de las bolsas de Chicago, por ejemplo ahí cotizan trigo de temporal con estándares de calidad ínfimas, es necesario entonces que nuestras autoridades se concienticen en este aspecto requiriendo para esto fomentar la unidad de nuestros productores y cambiar actitudes de nuestros líderes del agro los cuales deben autenticarse y dejar de pensar solo en logros mezquinos e individualistas.