logo

Astillero…

SIN CUBREBOCAS, EN LA CIUDAD DE MÉXICO. Escena en un tianguis de la Ciudad de México, donde el semáforo del Covid-19 continúa en rojo, por lo que sigue la instrucción de quedarse en casa y extremar medidas de higiene y distanciamiento.Foto José Antonio López

  • Contar hasta diez…
  • Copiar a Televisa
  • No entender el problema
  • Banderazo al Tren Maya

Por Julio Hernández López

La presidencia de la República, por medio de su Coordinación de Comunicación Social y de la Secretaría de Gobernación (SG), lanzó ayer una campaña, mediante videos y composiciones gráficas fijas que, bajo el consejo de Cuenta hasta diez, estarían buscando reducir las expresiones de violencia doméstica durante el aislamiento social a que ha llevado el Covid-19.

El anuncio de esta campaña tuvo como personajes centrales a los titulares de las oficinas arriba mencionadas, el vocero Jesús Ramírez Cuevas y la secretaria Olga Sánchez Cordero; en específico, durante la conferencia mensual de prensa que ofrece la floral senadora con licencia para informar de avances en materia de prevenir e impedir violencia contra las mujeres.

En diversas declaraciones a medios de comunicación, y ante las inmediatas objeciones a tan deplorable abordaje de uno de los problemas agravados en la actual crisis sanitaria, el de la violencia contra mujeres en el confinamiento hogareño, los dos servidores públicos aseguraron, por separado, que la campaña publicitaria había sido producto de una larga preparación.

Es decir, no habría sido una ocurrencia ni una improvisación, sino toda una labrada demostración de falta de perspectiva de género y de sensibilidad política y social ante la violencia desbordada contra mujeres y menores de edad en esta etapa de encierro doméstico que, por lo demás, estaría a punto de terminar en sus expresiones más restrictivas en una semana más, si se cumplen los planes del gobierno federal para un salto a la nueva normalidad.

Campaña retrasada, pues busca combatir las explosiones de violencia que llevan dos meses sucediendo y reproduce la creatividad simplona que sobre esos temas han puesto años atrás en sus pantallas algunas televisoras, como Televisa, convocando a ser pacientes y contar o respirar con calma ante eventualidades irritantes. La misma propuesta, Cuenta hasta diez, fue promovida por la empresa de la familia Azcárraga en cruzadas contra la violencia familiar, desde la década de los 80, en el siglo pasado (https://bit.ly/2ZGCX3U).

Una primera tanda de mensajes en redes sociales, a cargo del Consejo Nacional de Población (Conapo: un órgano desconcentrado, adscrito a la Secretaría de Gobernación), fue retirada sin mayor explicación, ante la abundancia de mensajes en contra. La idea central, en los videos, es que antes de que la violencia se apodere de ti, antes de que te enojes con tu pareja, antes de que te desesperes: cuenta, cuenta, cuenta. Cuenta hasta 10 y saca la bandera blanca de la paz. En las imágenes fijas se propone, en distintas versiones: No te desesperes o No pierdas la paciencia, siempre con la propuesta central: Respira y cuenta hasta 10. Se agrega: Cuenta con nosotros. Llama al 911.

La pifia propagandística ahondó la brecha entre segmentos femeninos, que incluyen a mujeres de izquierda, votantes originales en favor de Andrés Manuel López Obrador, respecto a las políticas y declaraciones del habitante de Palacio Nacional, quien les ha parecido distante e incluso ofensivo respecto a las reivindicaciones de género que antes del paro generalizado a que llevó el Covid-19 se habían materializado en marchas y protestas crecientes, en espera de reacciones gubernamentales de apoyo real. Como en el caso del combate al crimen organizado, el voluntarismo o las fórmulas de simpleza individualista no generan solución a los problemas. Pero, bueno, habrá que contar hasta diez; no, menos: hasta mil…

Astillas:

Con 501 muertes por Covid-19, y 3,455 casos confirmados más de contagio, el de ayer fue un reporte sanitario muy preocupante, que contrasta con las intenciones de ir reinstalando al país en una discutible nueva normalidad… Y, mientras el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, dijo ayer que por ahí del 3 o 4 de junio el Presidente de la República podría dar el banderazo de inicio de la construcción del Tren Maya, ¡hasta mañana!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero

juliohdz@jornada.com.mx