logo

El cimarrón: cacería sostenible

La venta de licencias del trofeo de caza más caro del mundo financia la conservación de la especie

La cacería puede formar parte del círculo virtuoso de la preservación de una especie y contribuir al turismo sostenible. Este es el caso de la Reserva del Cimarrón, en el Ejido Bonfil, en Baja California, un ejemplo de cómo la actividad cinegética no sólo no merma a la especie (cuando empezaron en 1996, había 160 borregos, y hoy han llegado a censar más de 500), sino que deja una derrama económica que se destina al manejo de la Reserva y al progreso de la comunidad.

El ejido está registrado como una Unidad de Manejo Ambiental (UMA), promovida por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) para la conservación del cimarrón. Todo parte de un adecuado manejo de licencias: de cinco a siete por temporada, en función de la población.

Estas se subastan en Estados Unidos en febrero para la cacería de diciembre del mismo año, su precio de salida es de 35 mil dólares y suelen alcanzar hasta 60 mil dólares.

“No es conveniente vender más licencias, estamos en un programa de conservación, al aumentar la oferta baja el precio; si vendemos 10 licencias a 35 mil, entra menos dinero a la reserva que si se venden siete licencias a 60 mil dólares”, comenta Luis Chavarría, uno de los líderes, quien tiene muy claro cómo se comporta el mercado: “esto va a un cazador elitista que paga por la exclusividad, reducir el número de licencias mantiene el interés y hace subir el precio”.

CONDICIONES DE LA CACERÍA

El permiso tiene una vigencia de 10 días, vale por una única pieza y un solo cazador, aunque en el grupo pueden ir hasta 12 personas.

La excursión incluye guías, intérprete, estancia en las cabañas turísticas del ejido o en campamento en el trayecto, el cual es instalado por un grupo que se encarga de que este y la comida estén listos para cuando llegue el grupo de cazadores.

La excursión dura hasta diez días, haya o no presa. Lo cierto es que desde que se creó esta UMA, no hay cazador que se haya ido sin su cimarrón, a excepción de uno ¿quien por cierto ha venido ya dos veces? y si se ha marchado sin su animal, explica Luis Chavarría, es porque pretende cazarlo con arco y flecha por ser el único método que considera equitativo con la presa más preciada del continente.

“En general no es sino hacia el quinto día de cacería cuando se encuentra el borrego indicado: este debe tener por lo menos siete años y medio y una encornadura de adulto, que es más grande mientras más viejo es, en lo cual radica el valor del trofeo”, afirma Chavarría.

“Los mejores son los machos viejos, de unos nueve años, pues su cornamenta está más maltratada y esto le da más valor”, precisa este guía, veterano de más de 130 cacerías.

En todo caso, al localizar a un cimarrón susceptible de cazarse, el guía cuestiona al cazador si está seguro de que es ese el que reúne las características deseadas. Al final lo que interesa es el puntaje de los cuernos y este guía, aunque se resiste a calcularlo a distancia, suele tener un margen de error de un punto, fama que le ha valido la confianza de los cazadores al momento de jalar el gatillo.

La creación de esta UMA ha dado sus frutos. Hoy, las comunidades están conscientes de la importancia de preservar sus recursos, se han capacitado para ofrecer mejores servicios afines con la conservación del ecosistema, y saben que el ecoturismo puede ser un negocio, que se incrementa a razón de 20 por ciento anual.

Información publicada en el portal de National Geographic

Congreso de BC pide medidas de protección para el borrego cimarrón

Aval unánime un exhorto de diputado del Verde Ecologista

MEXICALI.- El Pleno del Congreso local aprobó por unanimidad un punto de acuerdo presentado por el diputado Fausto Gallardo García (PVEM), mediante el cual se exhorta al gobernador Jaime Bonilla Valdez, a fin de que, en el marco de sus atribuciones y competencias, en relación a los programas establecidos, continúe aplicando las medidas necesarias para proteger al borrego cimarrón.

Por otro lado, el exhorto está dirigido al titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la República, Víctor Toledo Manzur, para que en el ámbito de su competencia se sume a los esfuerzos y política del Poder Ejecutivo de Baja California, encaminado a la protección del borrego cimarrón, tomando las medidas y gestiones necesarias para ello.

En su exposición de motivos el legislador del Partido Verde señaló que en diversos medios de comunicación, se maneja la posibilidad de autorizar la caza de este animal endémico de la región, lo cual alerta sobre una nueva embestida para otorgar dichos permisos, mismos que serían ilegales, inmorales y ecocidas, afirmó.

“Nuestra entidad se ha constituido en el mayor santuario nacional para el borrego cimarrón por estar intrínsecamente ligado a su historia, el ecosistema y las raíces ancestrales de la misma, protección que está sustentada en nuestro marco normativo, tanto estatal como federal”, subrayó.

Asimismo Gallardo García, presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de la XXIII Legislatura local, dio a conocer que, de acuerdo con el doctor Rodrigo Medellín, investigador de la UNAM y especialista en el tema, las poblaciones de borrego cimarrón han sido drásticamente afectadas. Aseguró que en 1978 se calculaba que sobrevivían entre 15 y 20 mil en toda el área de distribución.

Por otro lado, dijo que según el instrumento de política pública denominado “Estrategia Estatal para la Conservación y el Manejo Sustentable del Borrego Cimarrón en Baja California”, publicado en el Periódico Oficial del Estado, la evidencia de esta especie durante diciembre de 2010 y de febrero a junio de 2011, apenas llegó a los 651 ejemplares en todo el Estado.

“Por eso resultó sorpresivo e indignante cuando, en 2018, se pretendió fomentar, desde la entonces Secretaría de Protección al Ambiente, la caza de esta especie, lo que motivó un llamado de atención por parte de Gonzalo Moreno, líder de la tribu Cucapah, para quienes el borrego cimarrón es una especie ancestral, con una carga espiritual y valores muy importantes”, puntualizó.

Agregó que el planteamiento de legalizar la caza del borrego cimarrón, no sólo es contrario a los instrumentos internacionales que ha suscrito el país y, por ende, a la normatividad y políticas de conservación y aprovechamiento sustentable de la vida silvestre y su hábitat, sino al patrimonio cultural del Estado.

“Recordemos que el borrego cimarrón, es una especie emblemática de Baja California y símbolo de identidad de nuestra máxima casa de estudios, institución de educación superior que ha reconocido en su bibliografía que: ‘Del borrego cimarrón hemos recibido sustento inmemorial. Inspiración ancestral. Ejemplo de adaptación al más hostil de los medios’”.

“Actualmente no existe una veda sobre la especie; sin embargo, según la SPA todavía no se tienen los elementos técnicos que permitan fijar una tasa de aprovechamiento.”

Monitoreo satelital del borrego cimarrón

CONACYT/DICYT Mediante collares satelitales, la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y el Zoológico de San Diego desarrollan desde hace tres años una investigación para evaluar la genética poblacional y la movilidad del borrego cimarrón (Ovis canadensis cremnobates).

El proyecto, financiado también con participación del gobierno estatal, surge por la necesidad de generar información que sea útil para regular el aprovechamiento de la especie, así como un manejo apegado a criterios de sustentabilidad.

En 2010, la Facultad de Ciencias de la UABC, con apoyo de la Secretaría de Protección al Ambiente (SPA), realizó el último censo del borrego cimarrón, mediante el cual investigadores detectaron 381 ejemplares observados directamente.

 Jorge Alaniz García, profesor investigador de la Facultad de Ciencias de la UABC, apunta que los ejemplares censados dan una idea de cuál pudiera ser el total que integra la población en Baja California.

 Respecto a la participación del Zoológico de San Diego en la investigación Evaluación de la genética poblacional y movilidad del borrego cimarrón, el académico menciona que el aporte de la institución en el proyecto es significativo para el conocimiento y conservación de esta especie.

 “Es un trabajo en equipo, tenemos convenios con ellos y con otras entidades para trabajar ese tipo de proyectos y ser más eficientes y aprovechar más los conocimientos y la infraestructura de las personas especialistas en este tema”, comenta.

Fomentan cuidado

TECATE, Baja California. Como una herramienta para sembrar la semilla de la conciencia en los pequeños, la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) ha optado por diversos medios acercarse a la comunidad para que tenga un sentido de pertenencia con el borrego cimarrón, que más allá de ser el icono de la máxima casa de estudios, es un ser vivo que ha sido de importancia ancestral para los primeros residentes de la región.

Guillermo Romero Figueroa, profesor investigador de la Facultad de Ciencias de la UABC y encargado del Laboratorio de Manejo y Conservación de Vida Silvestre, lleva a los rincones del Estado la presentación de un teatro de sombras, donde haciendo uso de la música, narración y sombras muestra las leyendas creadas en base a este imponente animal que lucha por seguir existiendo en la península de Baja California.

“Llevamos arte a la gente para que conozcan lo que estamos haciendo en cuanto a investigación y sobre todo divulgar el valor que tienen nuestros recursos naturales, en este caso el borrego cimarrón como una parte de nosotros que representa mucho para las etnias locales como los kiliwas”, comentó.

A la fecha, dijo, se están realizando trabajos de investigación, actualmente se cuenta con diversos proyectos activos como el censo de población con la que se cuenta en el Estado.

“Para nosotros como Universidad representa majestuosidad, por eso es importante que mediante el teatro de sombras se divulgue el valor de la fauna silvestre en Baja California”.

“Sin lugar a dudas, la educación es una de las herramientas para instruir a los menores de edad sobre las riquezas que se tienen en la flora y fauna nativa de la región, por lo que se utilizan todos los recursos posibles para replicar la protección de esta especie animal”.

“Todo esto se enfoca en la conservación, proteger a esta especie independientemente si se llega a autorizar la caza, pero como institución nos corresponde tener datos fehacientes para que la gente conserve esta especie tan representativa en el Estado”, concluyó.

Información de Laura Elena Aguayo. 

La Voz de la Frontera, junio 10 de 1915

UABC busca desarrollar banco de semen del borrego cimarrón

Por: Esteban Merlo 

TIJUANA. – Para que en un futuro se puedan hacer más estudios, o tener un plan B antes de que se extinga el borrego cimarrón, la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) campus Ensenada, busca la creación de un banco de esperma de dicha especie para tardar la regulación.

El director de la facultad de Ciencias de UABC Ensenada, el doctor Juan Crisóstomo Tapia Mercado, apuntó que están en la búsqueda tanto del presupuesto, el equipo humano y tecnológico, ya que es muy costoso tan sólo en tenerlos en observación de su permanencia en el estado como el monitoreo de su salud.

Describió que desde 1990 la universidad empezó con estudios de censo, los más recientes datan de hace tres años, allí se contaron a más de 380 ejemplares en la parte norte de la península.

El último estudio que están realizando enfocado en la salud, pusieron collares a 15 borregos cimarrones para localizarlos con satélite, se les hizo estudio de sangre, de las garrapatas a las que son vulnerables, con eso descartaron que tuvieran rickettsia, esto fue con estudiantes, gente de la comunidad, profesores de la UABC; trabajadores del Zoológico de San Diego y del Gobierno del Estado, ahora buscan que se involucren otras áreas, como turísticas, económicas, sociales, lo que pueda ayudar a saber cómo mejorar la calidad de vida y sacarle provecho.

Por ello, también buscan que se promueva el turismo fotográfico, es decir, la creación de un safari donde los turistas en lugar de cazarlos, tomen fotografías.

El término correcto del banco es de germoplasma y esto prevendría que una catástrofe afectara a la especie provocando la extinción, o que la caza prohibida llegue con la población de cimarrones.

Publicado por Uniradio Informa – 22 Septiembre 2016