“No entreguen despensas, mejor bájenle”: López Obrador

“No entreguen despensas, mejor bájenle”: López Obrador

El presidente refiere al crimen organizado que, en vez de regalar despensas, disminuya sus actos delictivos

 El pasado martes Andrés Manuel López Obrador se refirió al hecho de que cárteles de las drogas repartan despensas entre la ciudadanía durante la cuarentena por Covid-19; sin embargo, que eso no ayuda, que mejor le “bajen a sus balandronadas”.

Durante la conferencia desde Palacio Nacional, el presidente de México criticó el proceder de los miembros del crimen organizado, ya que en medio de la pandemia la cifra de homicidios no para.

“Estamos atendido lo del coronavirus, pero desgraciadamente seguimos teniendo problemas con homicidios, ni siquiera porque existe esta situación del coronavirus se han calmado, entonces que no vengan ahora a decir ‘estamos entregando despensas’, mejor bájenle, bájenle, y piensen en sus familias, en ustedes mismos”.

Dijo que esta clase de apoyo no ayuda, cuando la población vive afectada por sus hechos; y recalcó que eso no aporta en nada.

“He estado viendo que reparten despensas, eso no ayuda, ayuda el que dejen sus baladronadas, ayuda el que le tengan amor al prójimo, ayuda el que no le hagan daño a nadie, ayuda que no se sigan enfrentando y sacrificando, ayuda que piensen en sus familias, sobre todo en sus madres, en el sufrimiento que les provocan, ayuda el que piensen en el sufrimiento de madres y familiares de víctimas”.

Llamó a la población a no recibir “limosnas”, pues su gobierno seguirá apoyando a los más pobres.

“Que no vengan a pensar como el potentado que piensa que con una limosna ya está perdonado, eso no ayuda y decirle a la gente que nosotros vamos a seguir apoyando, para que no les falte nada y también a los que están en malos pasos, decirles que ellos también, sobre todo lo que no han cometido delitos graves, que no den el paso y que más adelante, luego que pasemos esta situación difícil, les vamos a dar opciones”.

Con despensas, narcos ‘pelean’ plazas en  medio de la pandemia

Narcos ofrecen ayuda a ciudadanía ante COVID-19Fuente: Especial

Por David Saúl Vela

 “Esta despensa es de parte del señor”, dicen los hombres que llegan a colonias de diversos municipios del norte de Tamaulipas en camionetas Ford Lobo, vestidos con uniformes camuflados, con su AK47 colgada al frente y los rostros cubiertos.

Lo hacen con tal amabilidad que la gente, aunque temerosa al principio, acepta la despensa y algunos billetes; incluso, posan y sonríen para fotografiarse con los hombres armados con el fin que quede registro del “apoyo social” del narco.

Estas escenas comenzaron a circular en abril, tras decretarse en México la emergencia sanitaria.

Hay fotos y videos con acciones como esa del Cártel del Golfo, el Cártel de Jalisco Nueva Generación, y del Cártel de Sinaloa; de este último las acciones las dirige Alejandrina Guzmán, hija del Chapo Guzmán. Los mismos grupos criminales exhiben las imágenes en redes sociales.

Javier Oliva Posada, académico de la UNAM y estudioso del fenómeno del narcotráfico en México, dijo a El Financiero que la difusión de las imágenes lleva consigo un mensaje multidireccional, pues no sólo va dirigido al gobierno, sino también a grupos rivales.

 “No necesariamente estas evidencias fotográficas tienen que ver con una falta de presencia del Estado, no dudo que en algunos casos sea, pero es una práctica común.

 “La difusión de las fotografías y videos son un mensaje no solamente dirigido a tratar de demostrar deficiencias del Estado, sino también está destinado a sus enemigos, no es una comunicación bidireccional sino multidireccional”, puntualizó.

Dijo que en principio son las autoridades locales quienes deben dar la cara ante este fenómeno.

Al respecto, el gobierno de Tamaulipas, que encabeza el panista Francisco García Cabeza de Vaca, indicó a este diario que ya hay una investigación. “Hay avances en la investigación que realizan instituciones de seguridad”, agregó la vocería del Gabinete de Seguridad, y aseguró que “todo apunta a un montaje”.

En las imágenes del Cártel del Golfo se ve que las bolsas tienen la leyenda “El Señor 46 Vaquero Cártel del Golfo”. Se trata de Evaristo Cruz, El Vaquero 46, uno los hombres más buscados y por cuya captura se ofrecen 2 millones de pesos.

En el video del Cártel de Sinaloa, se ve a Alejandrina, la hija del Chapo, y otras mujeres preparando las despensas en cajas que tienen la fotografía de su padre. Y es entregada por hombres tanto en Guadalajara como en algunas zonas de Sinaloa.

El CJNG hace lo mismo en diferentes plazas. También suben fotografías o videos de la entrega de despensas con la leyenda “El Señor de los Gallos, El Mencho con el pueblo”.

Se trata de una vieja práctica, dijo Oliva Posada. “Los criminales siempre buscan un respaldo social, uno de los principales recursos que tienen las organizaciones criminales para operar. Hay zonas del país donde la presencia del crimen organizado ha sido aceptada y tolerada, por miedo o por recibir beneficios, esa es la base social”, explicó.

CÁRTELES EN MÉXICO, AL ESTILO 

DE MAFIA ITALIANA

Los cárteles mexicanos emulan a los criminales italianos. Ayer, un reportaje de El País daba cuenta de cómo las mafias locales están aprovechando la crisis de la pandemia para marcar territorio, para lavar dinero y para mantener el control.

 “Las recesiones son oportunidades perfectas para las mafias”, advierten el jefe de la Policía de Italia, Franco Gabrielli, y el fiscal general antimafia, Federico Cafiero de Raho, porque “la crisis evapora el dinero líquido”.

Es así que organizaciones como la ‘Ndrangheta, cuya principal fuente de ingresos es el tráfico de drogas, “buscarán prestar dinero a usura a empresarios. La gente irá a buscarles. El objetivo del mafioso es arrebatarles esa actividad comercial y usarla para lavar dinero”.

Además, los criminales apoyan a la gente de escasos recursos para mantener el control. “Cuando el Estado da un paso atrás, los clanes devoran el territorio”.

Javier Oliva, académico de la UNAM, confirma las similitudes entre los cárteles mexicanos y la mafia italiana. “En los protocolos de Palermo se explica que una de las características socio-antropológicas para que exista el crimen organizado es la tolerancia social”, explica.