AMLO margina a  más del 90% de  productores de BC

AMLO margina a más del 90% de productores de BC

  • Agricultores quedan fuera de los apoyos por rebasar ingresos
  • Quitándole casi 20 mil millones de pesos, cierran la llave al campo
  • CNA lamenta las constantes reducciones al presupuesto del campo
  • Hace más de seis años el presupuesto los 80 mil millones de pesos

Por César Villalobos López

MEXICALI. – Juan Manuel Martínez Núñez, subdelegado encargado de la delegación de la SADER –Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural- afirmó: “más del 90% de los productores agrícolas de Baja California no son aptos para formar parte de los programas sociales enfocados al campo”, por la política agropecuaria del presidente Andrés Manuel López Obrador, diseñada para apoyar a los sectores vulnerables por la marginación.  

Ello al participar en el segundo Congreso 4 Fronteras, -organizado por la empresa Mayaquing, de Manuel de Jesús Quintero Meza, futuro funcionario del sector agropecuario en la administración del gobernador Jaime Bonilla- con el tema “La microempresa agroindustrial y su reto en la cadena de valor”.

Martinez Núñez, dijo que, el Gobierno de México luego de un exhaustivo estudio estableció seis estratos para los productores del país, de los cuáles, los primeros cuatro tienen apoyos con diversos programas federales, cuyas normas de operación dejan fuera a los bajacalifornianos.

Luego explico que, el estrato cuatro, incluye a todos aquellos productores individuales que tienen ingresos, no utilidades, de hasta 228 mil pesos anuales, situación que no es aplicable para la mayor parte de los agricultores del estado.

Subdelegado agropecuario de Sader, ingeniero Juan Manuel Martínez al disertar sobre la política agrícola del Gobierno Federal durante el foro organizado por Manuel de Jesús Quintero Meza de Mayaquing, futuro funcionario del gobierno de Jaime Bonilla.

En Baja California, un productor de nueve hectáreas de trigo ya pasa al estrato número cinco y ya no es elegible para los programas porque aquí la posesión promedio es de 12 a 18 hectáreas, siendo por ello que entre el 90-95% de los productores quedan fuera del esquema de los apoyos federales, mientras que, en el centro y sur del país es común encontrar productores con tan sólo cuatro hectáreas de producción, surcos o melgas.

TRANSFORMACION Y VALOR AGREGADO

El subdelegado encargado de la SADER, destacó que, por ello, el gobierno de México, le apuesta a la transformación y a la agregación de valor de los productos agropecuarios y pesqueros que se producen en Baja California, con el fin de que puedan ser comercializados en los mercados internacionales, y los productores puedan mejorar sus ingresos económicos.

La conducción del segundo congreso 4 Fronteras, estuvo a cargo del futuro funcionario de la todavía Secretaria de Desarrollo Agropecuario, ante quien, Martínez Núñez ponderó que, “la agregación de valor (transformación de la materia prima a un producto), implica darle un mayor valor comercial al producto, sin perder de vista la calidad de su origen; extender su vida en anaquel; hacer un producto de fácil manejo y en las porciones adecuadas; así como lograr una mayor variedad de productos que cubran las expectativas de los clientes”.

Ante esta situación, aclaró que anualmente la Secretaría de Agricultura por medio del FIRCO -Fideicomiso de Riesgo Compartido-, da apoyos económicos a los productores por medio de los diferentes Programas y Componentes que se operan localmente, con la intención de implementar procesos que les den valor agregado a sus productos”.

 “… aunque existen limitaciones económicas, tanto de las instancias gubernamentales como de los propios productores; es importante reconocer que actualmente cuentan con la Banca de Desarrollo a través de la cual, pueden acceder a créditos financieros que pueden ser utilizados para lograr la transformación de sus productos”, dijo Martínez Núñez.

RECORTAN EL PRESUPUESTO DE LA SADER

El proyecto de egresos de la Federación para el 2020 contempla un nuevo recorte de casi 20 mil millones de pesos para el campo mexicano, en este caso de 29 por ciento con respecto a los 65 mil 434 millones de pesos aprobado para el 2019.

El proyecto del Decreto de Egresos presentado por el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, señala que el gasto de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) será de 46 mil 253 millones de pesos, casi 20 mil millones de pesos menos frente a los 65 mil 434 millones de pesos que fueron aprobados para este 2019.

Originalmente, en 2019 el presupuesto para el sector agropecuario había sido estipulado en 57 mil millones de pesos, pero la Cámara de Diputados acordó sumar otros 8 mil millones de pesos para alcanzar los 65 mil millones aprobados finalmente.

También hay una reducción en el Programa Especial Concurrente (PEC), en este caso de 10 mil millones de pesos. Este 2019 se destinaron 341 mil millones de pesos, y para el próximo año se presupuestan 331 mil millones de pesos. El PEC incluye recursos de diferentes secretarías y gobernaciones para el apoyo del campo mexicano.

Desde el sector privado, el presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega, lamenta las constantes reducciones al presupuesto del campo mexicano, y señaló que hace más de seis años el presupuesto para este sector superaba los 80 mil millones de pesos.