Entre Los Surcos…

Entre Los Surcos…

El león no es como lo pintan

Por César Villalobos López

Desde hace tiempo hemos venido haciendo una evaluación sobre la gravedad de los problemas del campo manifestada por diversos grupos encabezados por individuos con interés político y decepcionados porque el cambio ofrecido por Manuel Andrés Lopez Obrador, como candidato de la presidencia de México, no les redituó el beneficio esperado.

Luego se sumaron a la campaña de Jaime Bonilla Valdez, en busca del gobierno de Baja California, pero algunos de ellos abandonaron ese proyecto al sobrevaluarse en su capital político, aun cuando lograron venderlo, o rentarlo, a otros partidos carentes de candidatos.  

Las incursiones de estos individuos, a otros partidos, les permitió exponer sus puntos de vista y propuesta, pero sus exposiciones no fueron lo suficientemente contundentes para obtener los votos suficientes para llegar a la gubernatura, alcaldías y diputaciones.

Ahora, agarrados de la mano del senador Jose Narro Céspedes –aquel que siendo diputado federal entre al Congreso de la Unión montado a caballo- actual presidente de la Comisión de agricultura del senado de la república, sosteniendo varias siglas, como “Transformación Agropecuaria de la 4T”, de Rogelio Ayala Camacho, así como del diputado mexiquense, Max Agustín Correa Hernández, cabeza de la CCC –Central Campesina Cardenista- promovida en Baja California por Jesús Fernández Gardea, arremeten contra la política agropecuaria de Lopez Obrador.     

Existen versiones de que la verdadera intención del planteamiento del movimiento “El campo es de todos”, es debilitar y provocar la renuncia de Víctor Manuel Villalobos Arámbula, titular de la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural, proyectando como sustituto a un amigo, o familiar del senador Ricardo Monreal Ávila, de Morena.

Sin embargo, todo indica que este movimiento está dividido, a partir de lo observado durante la reunión que, el viernes 2 de agosto encabezó, en las instalaciones de la S. de R.L. el diputado federal Eraclio “Yaco” Rodríguez, presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados, aun cuando fueron más los gritos y sombrerazos del también diputado federal Salvador Minor Mora, quien pidió a los asistentes salir en defensa del “Yaco”.

En esa reunión llamó la atención la presencia de Héctor Haros Encinas, de quien se dice será la cabeza del sector agropecuario en el gobierno de Jaime Bonilla y es que no hubo explicación del porqué dos presidentes de comisiones de agricultura, como el diputado Rodríguez y el senador Narro, no pudieron participar juntos para tratar una serie de problemas que han sido bandera de discursos y movilizaciones, pero sin solución. 

El mismo día 8, fecha en que se realizaron protestas, marchas y bloqueos en varias entidades del país, sin llegar, hasta donde sabemos, a los 8 millones que el senador Narro considero se sumarian al evento, en Mexicali fue más intensa la protesta en contra de Constellation Brands, con Jesús Fernández Gardea promotor de la CCC y Rigoberto Campos González ex vocero del Comité Ciudadano Defensor del Agua, Medio Ambiente, Justicia y Legalidad A.C., así como el empresario despepitador Gabriel “Gaby” Machado.

El Comité Ciudadano que preside el Lic. Eduardo Rodríguez Álvarez, en un comunicado a la opinión pública, se deslindó de Mariana Cervantes Fuentes, esposa de Rigoberto, asegurando que la señora “no tiene relación alguna con el Comité”, “por lo cual no nos hacemos responsables de sus acciones u opiniones” y de Campos González menciona lo mismo.

Ese día 8, este mismo grupo hizo acto de presencia en las instalaciones de la Sader y Conagua, siendo el asunto de la Constellation Brands su principal tema, olvidándose de los múltiples reclamos hechos en las reuniones con el diputado Rodríguez y el senador Narro, aun cuando, el agro empresario, “Gaby” Machado aprovechó para lanzarse en contra de los módulos de riego, quejándose de no recibir con oportunidad el agua para el riego de sus cultivos, además de señalar abusos de los intermediarios en la comercialización del algodón.

Este movimiento en contra de la Constellation Brands se puede entender el soslayo del Lic. Rogelio Ayala Camacho, de “Transformación Agropecuaria de la 4 T”, en la presencia de manifestantes en la reunión de campesinos con el senador Narro y es que debemos de recordar que Ayala Camacho fue uno de los promotores de la creación del Comité Ciudadano Defensor del Agua, Medio Ambiente, Justicia y Legalidad A.C., aun cuando por alguna razón se arrepintió o reconsidero, no asistió a la Notaria para la firma del acta constitutiva, como tampoco asumió el cargo directivo.

Independientemente de lo anterior, la identificación de Jesús Fernández Gardea, con Rigoberto Campos Gonzalez y su afinidad con el diputado mexiquense Max Correa, cabeza de la Central Campesina Cardenista, quien por cierto se perdió en el contenido de su perorata por lo divagante y prolongada, a grado de que una parte de los asistentes a la reunión le pidieron terminar su intervención.     

Además del interés político del senador José Narro Céspedes, en la corriente de su homologo de cámara, Ricardo Monreal Avila, por el control de la Secretaria de Agricultura, la ambición de poder de aquellos que consideraron estarían en el gabinete de Lopez Obrador a través de una delegación y la necesidad de tapar hoyos económicos de recursos financieros no aplicados en los proyectos presentados ante la financiera o instituciones de crédito, los desvíos de cosecha, de malos manejos de los recursos de módulos de riego y otros, son excelente caldo de cultivo para la agitación, cuando menos en el valle de Mexicali.  

Desconocemos cual fue el propósito de quien nos envió el siguiente mensaje: “No mires hacia atrás con ira, ni hacia adelante con miedo. Mejor disfruta el presente y vive con alegría”, pero solo podemos comentar que lo escrito tal vez no sea del agrado de algunas personas, en especial funcionarios, deudores trácalas del campo, desviadores de cosecha o voraces agro empresarios, pero aclaramos que los problemas que acarrean esas situaciones no se resolverán si las dejamos ocultas y siempre hemos sostenido: “no somos sacerdotes para guardar secretos de confesión”. No inventamos, solo reflejamos lo que vemos.