Editorial…

Editorial…

Encono nacional 

En los debates de candidatos, a diputados, alcaldes y gobernador, los aspirantes han privilegiado los ataques y las mentiras, dejando a los ciudadanos con las ganas de conocer propuestas.

La reacción de los candidatos afectados, sin distingo de partidos, no se hace esperar y lleva los mismos tonos de los embates recibidos.

En las redes sociales se han difundido con agresivos rechazos a candidatos, en especial si no son de Morena.

Y es que, quienes los hace circular consideran estar identificados con lo que ellos consideran estar dentro de los lineamientos del partido del presidente de la república.

Debemos de recordar que las agresiones del ahora presidente a alcaldes, gobernadores y otros ajenos a su partido fueron dura en su campaña y luego continuadas en sus visitas a entidades federativas.

Luego entonces, ahora, candidatos de ese partido han basado el grueso de sus campañas en ataques y señalamientos en contra de sus opositores, o de quienes ejercen responsabilidad gubernamental, como alcaldes o gobernadores, sin olvidar a diputados.

Lamentablemente, algunos individuos identificados como medios de comunicación y algunos comunicadores han escogido como fuente de información todo aquello que vaya en contra de la autoridad y de las empresas, tal vez por cuestiones políticas o por interés económico, abonando a la incertidumbre y agitación.

Ellos también ven, sin observar, los efectos negativos de acciones delincuenciales, promovidas por diputados y senadores, porque consideran que con ellas están en la línea del presidente de la república, como lo es la toma de casetas en las carretas de cuota, unas concesionadas y otras administradas por CAPUFE.  

Para una buena de aquellos que dicen ser simpatizantes y/o militantes del partido del presidente Andrés Manuel Lopez Obrador, la moneda solo tiene una cara y critican, rechazado sin aceptar, que otros ciudadanos tenga percepciones distintas de los actores políticos en otros partidos.

La intolerancia de identificados como morenos y la tolerancia de las autoridades frente a las acciones que afectan el estado de derecho de todos los ciudadanos mexicanos, pese a que una buena parte de los electores no lo consideren así, son generadores del encono que divide a los ciudadanos.  

La incontrolable violencia, a lo largo y ancho del país también es producto de tolerancia oficial, o de la ausencia de acciones concretas para aplicar la ley y garantizar el estado de derecho.