Entre Los Surcos…

Entre Los Surcos…

Agua bendita

Por César Villalobos López

A propósito de cuaresma y de semana santa recordamos aquello de: “parece pila de agua bendita”, cuando todo mundo manotea o dispone de algo, incluyendo lo que no es suyo.

Y es que, todo indica que directivos integrantes del membrete de Comité Ciudadano en Defensa del Agua, Ecología y Medio Ambiente, A.C., de plano han perdido la brújula y su falta de convicción facilita su manipulación hacia intereses de terceros que no participaban en el proyecto original, la férrea defensa del agua.

Hemos escrito que varios de los participantes en la platicas iniciales, e inclusive les llegaron a considerar como parte de los directivos, tiraron el arma cuando observaron el blandengue carácter de su presidente, Lic. Eduardo Rodríguez Álvarez, subyugado a la verborrea en contra de la Constellation Brand, sin propuesta alguna para defender el agua.

Al igual que la mayoría de las agrupaciones o grupos de productores que ahora niegan sus ligas partidistas y encienden incienso a Morena, unos en busca de espacios abanderados por algún partido política, tras ser haber sido dentro de las nominaciones de Morena.

Otros le rezan a San Andrés, mientras que hay aquellos devotos de milagros por parte de San Jaime Apóstol, le adoran con rezos y oraciones, así como con el encendido de veladoras, sin tomar en cuenta que las travesuras del aire o un ratón, pueden ocasionar un incendio.

Pero el ánimo de los adoradores de Morena, en especial los advenedizos que han llegado, como antes ya lo habían hecho con otros partidos, en busca de espacios que, por derechos les corresponderían a los morenistas de origen.       

Regresando al Comité Ciudadano en Defensa del Agua, llama la atención como, luego de una fallida consolidación de un acuerdo que buscaba Luis Salomón Faz Apodaca, gerente de Financiera Rural, se incrusta Rigoberto Campos González en la gestoría para destrabar el asunto de las carteras vencidas, solución que se adjudica a Jaime Bonilla, como dicen en el congreso, “en lo general”, pero faltan los detalles finos del cómo, cuándo, a quienes y a qué hora.  

En todo esto de promoción a Rigoberto Campos, dentro de esta comisión negociadora, está metida la mano de Jesús Fernández Gardea, un hombre con mucha tabla y su conexión miembros y directivos de la Central Cardenista Campesina, quien, dicho sea de paso, ha sido una bujía en todo este asunto.

Sin embargo, pese a la ideología y las acciones del presidente Andrés Manuel Lopez Obrador, coincidentes con las de Fernández Gardea, los cambios que pretenden no se pueden lograr de la noche a la mañana, aun metiendo la mano a la pila de agua bendita.