Que ahora si habrá rectoría en el agua

Que ahora si habrá rectoría en el agua

* Cédula de cultivos en base a volúmenes
* La dotaciones de 1.17 M3 por hectárea
* Hay cultivos con mayor demanda de agua
* Se reducirá la superficie autorizada
* Podrán hacer transferencia para regar
* S. de R.L. estableció controles en canales
* Usuarios abrían compuertas; bajaban nivel

Por César Villalobos López *

MEXICALI.- La planeación de la nueva cédula de cultivos del ciclo agrícola otoño-invierno 2017-2018 debe estar basada en la disponibilidad de agua que existe en el Valle de Mexicali y los permisos de siembra se expedirán en base a la superficie que cada usuario pueda regar con el volumen total de su derecho de riego.
El Ing. Guillermo Aldrete Haas, delegado de la Secretaría de Agricultura afirmó lo anterior al referirse a la estricta aplicación del acuerdo existente entre la Comisión Nacional del Agua, la S. de R.L. concesionaria de la red mayor del Distrito, los módulos de riego y la Secretaría de Fomento Agropecuario para reordenar el manejo del vital líquido y terminar con las irregularidades denunciadas por usuarios.
“… es necesario que las autoridades gubernamentales del campo, los productores y los organismos responsables del agua, trabajemos de manera coordinada, para evitar que el próximo ciclo pudieran presentarse problemas derivados por la entrega inoportuna del vital líquido, como por ejemplo, bajos rendimientos”, precisó Aldrete Haas.
Esto, en relación a las múltiples inquietudes que productores de maíz, trigo, algodón y otros cultivos, manifestaron ante la falta de oportunidad en la entrega de la dotación de agua que les corresponde, añadió y enfatizó: “esta es una situación que no debe estar sucediendo en el Valle de Mexicali”.

S. DE R.L. EJERCE CONTROL
Tras conocerse las quejas de productores sobre problemas de suministro de agua para el riego de cultivos en pie, directivos y personal técnico de la S. de R.L. concesionaria de la red mayor del Distrito de Riego 014 Rio Colorado, analizaron la situación en módulos, especialmente en el 14 y 15, donde constataron manejo discrecional de las compuertas de control, procediéndose a la colocación de candados para evitar su movimiento.
Igualmente, directivos de módulos estuvieron de acuerdo en regular las entregas de agua con la inmovilización de las compuertas internas para evitar la apertura de riegos adicionales a los programados y es que con ello se jalaba más volumen y de bajaban niveles en el canal, afectando a otros usuarios en proceso de riego.

SE ACABARON SU DOTACION
Leonardo Gaspar Blanco, presidente de la S. de R.L. destacó lo anterior, agregando que las quejas de falta de agua, en algunos casos, fue responsabilidad del propio usuario o del módulo, toda vez que ya se había proporcionado todo el volumen de 1.17 metros cúbicos por hectárea y no hicieron transferencias de agua para completar la necesidad de agua para algodón, maíz, alfalfa y otros que requieren de una lámina de 1.50, 160, 1.80 y más por hectárea.

SIN DERECHO DE RIEGO
Al inicio de la administración del gobernador Francisco Vega de Lamadrid, Manuel Valladolid Seamanduras, titular de la Secretaria de Fomento Agropecuario, refirió datos existentes en esa dependencia donde se identificaron alrededor de 18 mil hectáreas son siembras y sin derechos de riego, independientemente de superficies superiores al derecho de riego que se utiliza para obtener el permiso de siembra.
Con derecho de agua para 14, 16, 18 o 20 hectáreas con una dotación de agua de 1.17 metros cúbicos por hectárea se sembraba una superficie mayor.

SIN RECTORIA DE LA CNA
Desde la desaparición del Comité Directivo Agrícola del Distrito de Riego 014 del Rio Colorado surgió la descoordinación entre la Secretaría de Agricultura y la Comisión Nacional del Agua, perdiéndose la rectoría hidráulica y se ha omitido la responsabilidad compartida de quienes recibieron los títulos de concesión de los módulos de riego y la autoridad que los otorgó.
Esa situación, aunado con la corrupción denunciada por constructores y usuarios del agua, tras el sismo del 2010 e ignorada por todas las autoridades, especialmente por las del organismo de cuenca y de la Comisión Nacional del Agua, ha permitido la dilapidación de recursos públicos, acaparamiento de agua por directivos de módulos de riego y otras irregularidades documentadas por funcionarios, pero archivadas por complicidad u otros motivos, propiciando con ello acciones de impunidad que en nada contribuyen al ordenamiento del agua.

NO JUSTIFICA PRETEXTOS
Respecto a las quejas de los agricultores, el ingeniero Aldrete Haas afirmó: “ya no es posible que los pretextos para no tener buenas producciones se deba a las siembras que se dan fuera de las fechas recomendadas por los institutos de investigación; a la mala calidad de la semilla, a la falta de buenas prácticas agronómicas y a la falta de agua”.
Luego agregó: “esto nos demuestra la necesidad de que las autoridades de las dependencias de gobierno, los organismos operadores del agua y todos los que estamos involucrados en este tema, nos sentemos a platicar, no con la idea de buscar culpables, sino para establecer objetivos claros que nos permitan lograr mejores producciones”.

RETOMAR ACCIONES
Ante las situaciones de irregularidad que inquieta a los productores agrícolas por la insuficiencia de agua para el riego de los cultivos establecidos, tanto el delegado de la Secretaría de Agricultura, directivos de la S. de R.L. y del organismo de cuenca de la Comisión Nacional del Agua, coinciden en que los permisos únicos de siembra sean expedidos en base a la dotación de agua de 1.17 metros cúbicos por hectárea y la superficie autorizada sea para la superficie que se pueda regar, tomando en cuenta la lámina de agua requerida por cada cultivo.
Esta práctica fue aplicada en el pasado por acuerdo del desaparecido Comité Directivo Agrícola, reduciéndose la superficie de siembra en relación a la necesidades de agua de cada cultivo y la disponibilidad del volumen a que se tiene derecho.
A este respecto, el delgado de la Secretaría de Agricultura precisó que la planeación de la nueva cédula de cultivos del ciclo agrícola otoño-invierno 2017-2018 debe estar basada en la disponibilidad de agua que tiene asignada cada uno de los usuarios, de acuerdo al padrón de usuarios de la Comisión Nacional del Agua y registrada en cada uno de los módulos de riego.
* Licenciado en periodismo, cédula profesional 9089292. Miembro fundador de la -APM- Asociación de Periodistas de Mexicali, A.C., en 1972 y de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, A.C. -FAPERMEX- en 2002, representando a la APM; integrante del CONALIPE y director de Semanario El Pionero desde 1998. Este trabajo se publica en la edición 974 del semanario, con fecha 22 de julio del 2017.