Necedades….

Necedades….

Que el Ejercito inhibe cacería

Por Mario L. Contreras

Nuevas disposiciones de la Secretaría de la Defensa Nacional han limitado el tiempo para el cruce de turistas extranjeros que contando con permisos para cacería y para la internación y transportación de armas, solo pueden ingresar al país los días jueves, viernes y sábados, de las 10 a las 14 horas.

Elementos del resguardo aduanal o de la policía fiscal encargada de la vigilancia en los puertos de entrada a Mexicali, fueron los encargados de dar a conocer y de aplicar la nueva disposición de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Los permisos expedidos por la Defensa Nacional para que turistas extranjeros que cuenten con licencias de cacería puedan internar y transportar armas deportivas al país, autoriza dos armas, en este caso escopetas y 100 cartuchos por cada una.

Al inicio de la temporada de aprovechamiento cinegético, elementos del ejército nacional, junto con funcionarios de turismo y de la Dirección de Seguridad Publica, entre otros, dan la bienvenida a los turistas en la línea divisoria, se toman la foto y el video para los medios electrónicos durante un simulacro de revisión de documentos, armas y municiones. 

Durante el acto de apertura de la temporada de cacería 2016/2017, se dio a conocer que el ingreso de los deportistas extranjeros acreditados podrían entrar en cualquier hora y día de la semana, pero hace unos días se limitó a los jueves, viernes y sábados, de 10 a 14 horas. 

Esta disposición de la Secretaría de la Defensa Nacional afecta el interés de los turismo cinegético, al igual que la programación de atención de los organizadores cinegéticos y propietarios de UMAS -Unidades de Manejo para el Aprovechamiento Sustentable de Fauna Silvestre-, quienes tienen que suspender cacerías por la ausencia de quienes provienen del extranjero.

La cerrazón a la información en las dependencias impide conocer si el ordenamiento de la Defensa Nacional obedece a violaciones de los deportistas -en complicidad con deshonestos organizadores cinegéticos- por excederse en el número de cartuchos, como ha ocurrido en otras temporadas.

De ser así, justos están pagando por pecadores, cuando la autoridad militar o la aduanera deberían identificar plenamente a los transgresores de la Ley, exhibiéndoles e imponiéndoles las sanciones correspondientes, porque no es la primera vez.