Semanario El Pionero

Expresión de Mexicali y su Valle

El valle de Mexicali podría convertirse en un páramo en tres años

  • En Distrito de Riego 014 no hay rectoría confiable
  • Depende de erróneas directrices nacionales
  • Agricultura y ganadería al garete por abandono oficial   
  • En Valle Imperial, aplican dinero a obras para producir
  • Directivos deciden con proyectos y mediciones a futuro
  • Aquí con ocurrencias como el entubado del Nuevo Delta

Por César Villalobos López *

MEXICO. – Por falta de una rectoría seria y confiable, más la desorientación que estudiosos siembran sobre aspectos del agua, sin una propuesta viable, además del interés político y económico de quienes buscan medrar con los recursos agua, bajo la premisa de descanso de tierra por falta de rentabilidad, en tres años, el valle de Mexicali se podría convertir en un improductivo paramo.       

Los promotores del descanso de tierras consideran que en los tres años de la vigencia del Acta 330 de la CILA, podrían recibir hasta mil 400 dólares por hectárea, olvidándose que, en ese tiempo, los suelos improductivos se llenaran de malezas y monte bajo, además del endurecimiento de la capa arable. 

Contrario, lo que hacen los productores y usuarios del agua en el valle Imperial, quienes todo el dinero que reciben lo invierten en obras para evitar que se reduzca el área de cultivos.

Los usuarios del Distrito de Riego del Valle Imperial buscan no dejar tierras sin sembrar y prefieren revestir canales o cualquier otro tipo de infraestructura que les permita continuar en la producción.

Desde luego que, aun cuando los Distritos de Riego del Valle Imperial, tiene objetivos similares a los del Distrito 014 del Rio Colorado, en México se esta a merced de los caprichos e intereses de los gobiernos, mientras que los vecinos del norte se administran en forma autónoma y deciden, técnicamente y con evaluaciones económicas y proyección a varios años, no por presiones de “especialistas o estudiosos” y menos por presiones de supuestos lideres, con antecedentes nada recomendables.   

La ausencia de rectoría en el campo mexicano, tanto en el agua como en el manejo agrícola y ganadero, ha sido mas significativo en el gobierno de la 4T que da la visión de pretender eliminar a quien producen alimentos y básicos en volumen mientras fomenta las actividades primarias de subsistencia.  

En Mexico, el agua no es un producto comercial, es un recurso natural que en México es un bien nacional que se concesiona para diferentes usos, entre ellos la producción de alimentos a través del riego y, en este sentido, lo que tiene un costo es su extracción, conducción, distribución y aplicación; pero por sí mismo no tiene un valor comercial. 

Ante esta condición, al ser un recurso vital, los concesionarios no lo deben manejar o utilizar como un producto comercial que sustituya los ingresos y beneficios económicos derivados de la producción agrícola. En este sentido el concesionario, debe tener claro que el gobierno no les cobra por el agua que utilizan para riego, de esta manera lo que ellos pagan, es el costo de extracción, conducción y distribución y en algunas ocasiones el de tratamiento para mejorar su calidad. 

Ahora, bajo otro enfoque, intercambiar volumen para cubrir otros usos y acceder por ello a recursos económicos para invertir en reducir los costos de extracción, conducción, distribución y aplicación, o sea, para rehabilitar, modernizar y tecnificar la infraestructura hidroagrícola e incrementar la eficiencia y el uso racional con que se usa y maneja el agua, puede tener un poco más de sentido, siempre y cuando no se vea como si el agua fuera por sí misma un bien comercial y menos que se considere como si el que tiene una concesión es dueño de este vital recurso natural. 

En fin, es un tema que se debe tratar y manejar con tacto y con mucho cuidado, y los usuarios deben de tener en mente que incluso tienen, en primera instancia, la obligación social de hacer un uso eficiente y racional de este recurso en pro de la seguridad y la soberanía alimentaria del país.

En resumen, el agua, por lo menos en México, no es propiedad privada y no es un producto comercial, es un bien natural y vital que debemos cuidar.

Un usuario nos dice: “Respecto a la mencionada Acta 330 es muy clara respecto a recurso Económico Será hasta que México Haga entrega de los 400 millones de metros cúbicos de agua de acuerdo a los años o ciclos 23_24,24,25, y 25,26 en el entendido que será así gobierno de México nunca dispone que será para cada productor ni, para DESCANSO De tierras como algunos suponen o así lo decidieron un grupito de renteros, tradicionales del Valle de Mexicali y los que se hacen llamar “DIRIGENTES”, Saludos”.

* Licenciado en periodismo, cédula profesional 9089292. Miembro fundador de la -APM- Asociación de Periodistas de Mexicali, A.C., en 1972 y de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, A.C. -FAPERMEX- en 2002, representando a la APM; integrante del CONALIPE y director de Semanario El Pionero desde 1998. Este trabajo se publica en la edición 1333 de Semanario El Pionero, con fecha 8 de junio de 2024.

About Author