logo

Vigilancia permanente para los niños en casa; IMSS

MEXICALI. – En tanto continúe el confinamiento de niñas y niños en casa por la contingencia sanitaria, es indispensable reforzar la atención a ellos en casa para evitar accidentes comunes y, en algunos casos, graves.

Abdel Karin Montoya, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 18 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tijuana, explicó que el encierro de los menores en casa les provoca aburrimiento y ansiedad. 

Indicó que en temporada de vacaciones escolares o situaciones como la que estamos viviendo, son comunes los casos en las áreas de Atención Médica Continua de las clínicas del Instituto por quemaduras, ya sea con agua o líquidos hirviendo, cerrillos, encendedores o por introducir objetos en los contactos de la luz. También dijo, son comunes las caídas, con golpes en la cabeza y fracturas en brazos y piernas, e intoxicaciones por ingesta de medicamentos o productos de limpieza; aunque menos comunes, también se atienden casos de ahogamientos y asfixia, cuando los menores introducen juguetes u objetos a la boca.

El doctor Montoya Carrillo explicó que, la gran mayoría de los accidentes en casa son prevenibles tomando en cuenta medidas sencillas como no dejar que los niños jueguen cerca o en la cocina; evitar que se acerquen a la estufa o calentadores y no dejar que el menor manipule aparatos eléctricos.

Otras medidas preventivas son guardar en lugares seguros productos de limpieza, no colocarlos en envases de refresco; aislar todo tipo de medicamentos y colocar protectores de plástico en los enchufes y toma corriente eléctrica de la vivienda. 

“En ningún momento se debe cargar a un menor mientras se cocina”, advirtió.

En cualquier caso, dijo, aún con la emergencia sanitaria, están operando regularmente las áreas de Urgencias de todos los hospitales del IMSS y de Atención Médica Continua de sus clínicas, donde se puede acudir para asistencia ante cualquier incidencia.