logo

Trato injusto de USDA a la ganadería sinaloense

  • No reconoce avances en la erradicación de enfermedades; Manuel Urquijo.
  • Confirma efectos de reciente queja contra expresidente de la UGRS
  • Afecta a ganaderos por castigo en el precio por parte de industriales  
  • En Baja California también castigan precios sin beneficio a consumidor 

JAVIER VEGA *

LOS MOCHIS, Sinaloa. El ganadero Manuel Urquijo Beltrán calificó como injusto el manejo que le están dando las autoridades del USDA a la certificación del estado zoosanitario del ganado en Sinaloa.

Como se informó recientemente, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos pretendía frenar la importación de ganado en pie, pero por intervención del gobernador Quirino Ordaz se logró un periodo de seis meses para volver a ser certificados. Si no, ya se pudiera exportar a EU.

Los ganaderos deberán hacer una serie de medidas para lograr la certificación después de la revisión de los hatos ganaderos.

Acompañado del presidente de la Asociación Local Ganadera del Municipio de Ahome, Alfredo García Padilla, el productor pecuario dijo que el trato que están recibiendo de esta instancia internacional es injusta porque nunca como ahora se ha avanzado tanto en los programas para el control y prevención de enfermedades.

“En 2016 se barrieron 54 mil cabezas de ganado, entre 2017 y 2018 van 277 mil y esa es una cantidad muy importante porque son casi 4 veces más, además de que se estima cerrar con 290 mil al cierre de este año, en tanto que en Guías Remo en el 2016 se emitieron 29 mil guías y quedaron 65 mil cabezas de ganado controladas. En el 2017 se emitieron 49 mil guías que abarcaron a 119 mil cabezas controladas y en el 2018 van 85 mil guías con 220 mil cabezas de ganado, lo que representa un gran esfuerzo muy grande”.

Indicó que el problema para el reconocimiento del buen status zoosanitario se presenta porque Sinaloa tiene también una vocación para la ganadería de engorda, pues aquí operan los engordadores más importantes del país y precisamente por el gran dinamismo que tienen en la actividad, en ocasiones no les permite cumplir adecuadamente con las normas establecidas para la movilización del ganado y eso es lo que está causando problemas con la certificación de USDA.

Separar zonas

Señaló que lo que queda es apoyar la propuesta para separar las zonas ganaderas del estado y buscar que la zona norte del estado, conformada por los municipios de Ahome, El Fuerte, Choix, Sinaloa y Guasave, sea reconocida como zona libre de enfermedades y se le otorgue su nivel zoosanitario, independientemente al resto del estado, para que esté en condiciones de exportar su ganado.

“El año pasado se hizo un barrido completo de enfermedades y salió totalmente limpio Choix, Guasave, Sinaloa de Leyva, parte de El Fuerte y este año le tocó concluir con El Fuerte y concluir Ahome. Y por esto el norte de Sinaloa debe de ser totalmente zonificado y separado de los municipios donde están los engordadores.

“Aunque les quiero reconocer a los engordadores porque han hecho un gran esfuerzo para tratar de cumplir con todos los trámites que se requieren”.

N. de R.- Esta información confirma la queja o reclamo de ganaderos de Sinaloa que en días pasados estuvieron en el Congreso de Sinaloa haciendo señalamientos en contra del ex presidente de la Unión  Ganadera Regional, por la no aplicación de los recursos recibidos de la federación y de la administración de Mario Lopez Valdez –Malova- en los programas de sanidad, situación que aprovechan los agroindustriales de la carne para pagar menos por kilo en pie, a los precios logrados en la exportación.

Curiosamente, en Baja California, los agroindustriales de la carne vienen castigando los precios de compra a los ganaderos locales, sin ninguna repercusión de precios al público consumidor de la carne. 

*Tomado de Infoagro con información de El Debate, 13 noviembre, 2018