Semanario El Pionero

Expresión de Mexicali y su Valle

Entre Los Surcos…

Se pierden proporciones

“Tanto va el cántaro al agua hasta que se quiebra”, reza el refrán popular y cuando se observan los toros desde la barrera, se conoce del arte de cuchares y de la habilidad de los lidiadores, no resulta difícil predecir el éxito o el fracaso de las faenas, al momento de salir el burel por la puerta de toriles.
Cuando se está en una plaza de toros, aun cuando no tengas mucho conocimiento de la fiesta brava te das cuenta de la presencia de los llamados villamelones, mismos que aplauden cuando no hay aplauso, gritan ole cuando les viene en gana, pero siempre tienen la razón.
En lo relacionado con el agua en el valle de Mexicali, la oposición –por variados intereses- a la operación de la filial de Constellation Brands, está sucediendo más o menos lo mismo que en las plazas de toros.
Mexicali resiste y otros grupos, al igual que Rigoberto Campos González, con todo el derecho que tienen, mantienen su férrea oposición a la planta cervecera, cayendo en la absurda pretensión de que toda la población, no solo de Mexicali, sino de Baja California, coincida con sus puntos de vista.
Lo más grave es el engaño que difunden como hechos reales, sin analizar, sin investigar las razones por las cuales se está entregando agua, no solo para las obras de Constellation Brands, sino para una serie de empresas constructoras, unas con derechos de riego adquiridos, como el caso de la cervecera y otras pagando una cuota al Módulo de Riego.
El problema del agua en el valle de Mexicali no lo originó la cervecera, es consecuencia de la voracidad de los mismos usuarios con derechos de riego en el padrón de usuarios y de la corrupción imperante en el manejo de los módulos de riego por la omisión de los funcionarios de la Comisión Nacional del agua.
Rigoberto Campos González sabe que en el valle de siembras superficies excedidas al derecho de riego y sin permisos, que hay alfalferos y algodoneros que no hacen transferencias para completar la lámina de agua que requiere el cultivo, por tanto las programaciones y cedulas de cultivo tienen el mismo valor de un cacahuate, pero hay que echarle la culpa a la Constellation Brands.
Porque no iniciar una lucha para cancelar las concesiones aprobadas a San Luis, R.C. Sonora, bajo la argucia de separación del acuífero del valle de Mexicali, para luego volverlo a juntar, después de las autorizaciones.

About Author