logo

Lo Extraordinario de lo Cotidiano

Crónicas de una cuarentena II

Por Gladys Villalobos*

Para algunos, son dos semanas, para otros tres, para muchos otros la cuarentena no existe. Las características de su trabajo les impide poner en práctica ese aislamiento social solicitado. Por un lado, se sienten expuestos, la vulnerabilidad que representa el transitar por las calles cada vez más desoladas trae a ellos esta sensación de que si un gran número de mexicanos están en sus casas ¿ellos no deberían de estar haciendo lo mismo? El instinto de supervivencia se hace presente.

Estos días están llenos de emociones encontradas y de posturas sobre cómo sobrellevarla. Si nos damos un paseo por internet encontramos un sin número de consejos, cómo mantenernos ocupados, de rutinas de ejercicios, de cursos en línea, de recetas para el sistema inmune, de cómo mantener nuestra rutina para no dejarnos caer, recomendaciones de cómo llevar el trabajo en casa, también conocido como home office. 

Cada día se incrementa más y más la oferta. En los hogares lo único cierto es la incertidumbre. No sabemos cuándo volveremos a la normalidad. Ahí es donde resulta valioso invertir tiempo y reflexionar sobre ¿qué es para ti la normalidad? ¿esa vida cotidiana que llevabas hasta hace un par de semana es la normalidad deseada, esa que te hace feliz? ¿hay algo que extrañes en este momento?

Primero, considero que es muy saludable para nuestro cuerpo y nuestra mente, relajarnos y no traducir estos días como sinónimo de hacer, crear y aprender. Si te sienta bien, adelante; de lo contrario relaja tus expectativas. La cotidianidad en si misma es ya demandante como para sumarle a este tiempo inusual más demandas. Cada uno de nosotros somos distintos y eso es fascinante. Hay quienes disfrutamos un poco de ejercicio cada día, una clase de yoga o algún tipo de actividad física. Hay quien no y no por estar en casa se les va a inyectar en la vena el gen deportivo. Es un tiempo de tolerancia y de aceptar las diferencias, respetarlas y seguir queriéndonos.

Respecto a la “normalidad”, si es que eso existe. No persigas al tiempo. No vayas del pasado al futuro sin percibir el presente. Un día a la vez. Aquí y ahora. Sin expectativas ¿Y si vives este tiempo como si tu hubieras decidido quedarte en casa? ¿Si tu anhelo de tener tiempo libre para eso que deseabas fuera este?

Estos momentos no comunes, no planeados y de cambio nos permiten conocer nuestra fortaleza, nuestra debilidad, nuestro carácter, personalidad y creatividad. Nos brinda la oportunidad de conocer más de nosotros y de aquellos que nos rodean. 

Te invito a aventurarte en la escritura “Crónicas de una cuarentena”. Escribir es leernos, es escucharnos, es vernos. Cosas interesantes surgen a través de la escritura.  “Lo Extraordinario de lo Cotidiano”, un espacio donde cada día es un motivo. Valoro tu tiempo. 

* Cachanilla de nacimiento, comunicóloga de profesión, amante del cuerpo por vocación. Crecí análoga, me convertí digital. Asesora en Comunicación, Redactora de Contenidos, Fotógrafa. Instructora 450PMA Pilates/ 200RYT Yoga. Mi sitio: gladysvillalobos.wordpress.com/ Contacto: villalobos.gladysconsuelo@gmail.com