logo

Editorial…

Del dicho al hecho

=Carlos Jimenez Ruiz, presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional habló de “lograr condiciones óptimas para el partido”, durante “su gira de trabajo por el estado” acompañado por Lupita Gutiérrez Fregozo, secretaria general.

En la información oficial enviada por el propio partido, menciona: “En Mexicali se reunió con el dirigente nacional de la Confederación Nacional Campesina (CNC), el diputado federal Ismael Hernández Deras, quien durante una reunión con los principales liderazgos cenecistas en Baja California manifestó su respaldo a la dirigencia encabezada por Jiménez Ruiz”.

Luego, Jimenez Ruiz “agradeció el acompañamiento de la CNC: “El reto que hemos asumido Lupita y yo tiene metas y tendrá método. Viene un trabajo arduo de renovación de todos los sectores, organizaciones, consejos políticos municipales y estatal que estén en condición de vencimiento, y de la mano con quienes los dirigen habremos de lograr condiciones óptimas para el partido”.

Y, es en el contenido a la información oficial donde se observa la incongruencia entre el decir y el hacer: por ejemplo, Jimenez Ruiz menciona reunión con los principales liderazgos cenecistas de B.C., mostrando un total desconocimiento de la situación real de lo que ocurre en la Liga de Comunidades Agrarias, donde repudian a quienes el PRI reconoce como “principales liderazgos”.

Lo grave de esto es la simulación, y es que Lupita Gutierrez, la segunda de a bordo y Roberto Martin del Campo, del Comité Municipal, no pueden ocultar la situación o fingir que desconocen el rompimiento de los campesinos con el mismo CEN de la CNC, por la imposición que, desde hace años han pretendido y no han logrado consolidar.     

Los dirigentes del PRI debieron de estar ciegos para no ver el desaire de los campesinos hacia Ismael Hernández Deras, en el convivio que le ofrecieron y que tuvieron que vestir con priistas militantes en el sector popular.  

Otra incongruencia de Carlos Jiménez es cando menciona: “Para nuestro partido, la base es la clave. Su base ideológica y su base de militantes”.

En el caso de la Liga de Comunidades Agrarias, pilar del sector agrario del PRI, no toman en cuenta a los campesinos que son la base y con esfuerzos propios están tratando de recuperar espacios de gestión perdidos por el nulo interés de quienes en los últimos años han estado al frente de la CNC, por imposición del centro, con el apoyo del mismo PRI