logo

Agricultura con más presuntos desvíos en 2018

Subsidios duplicados, cuentas certificadas por liquidar que no coinciden, beneficiarios que no eran la población objetivo, son algunos de los señalamientos a estos programas que tuvieron un presupuesto en 2018 de 50 mil 951.9 mdp

Por Andrea Vega / Animal Político

@EandreaVega

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó, como parte de la segunda entrega de la evaluación a la Cuenta Pública 2018, una serie de informes sobre ocho programas de la entonces Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), hoy conocida como Sader, que entregaron subsidios y de los que no pudieron acreditarse el destino de más de 42 mil millones de pesos. 

Estos son los cincos programas con los presuntos desvíos más altos de recursos: 

1 Programa de Fomento a la Agricultura 

Este programa se creó para solucionar las causas de la baja productividad agrícola entre ellas: insuficiente capital de trabajo; falta de mecanización y equipamiento; bajo nivel de innovación y transferencia tecnológica a los productores; falta de estrategias integrales para la atención de cadenas agrícolas e ineficiente uso del agua en las parcelas y degradación del suelo. 

Por eso es que tenía diversos componentes, como el incentivo para infraestructura y equipamiento, estímulo a la producción, proyectos regionales de desarrollo agrícola, el componente de investigación, innovación y desarrollo y tecnológico agrícola o el de mejoramiento productivo de suelo y agua, además del de PROAGRO Productivo, entre otros. Cada uno de estos componentes tenía su población objetivo y su tope de montos a otorgar.

En 2018 tuvo un presupuesto modificado de 17 mil 331.5 millones de pesos. De acuerdo a lo reportado por la Secretaría de Agricultura de ese total gastó 17 mil 329.9 millones de pesos. Pero no dispuso de los diagnósticos para identificar, ubicar y cuantificar a las unidades económicas rurales agrícolas con potencial de productividad por entidad federativa y municipio, por lo que no demostró que los 3 millones 044 mil 329 subsidios otorgados por un monto de 16 mil 593.2 millones de pesos de este programa se entregaron a la población objetivo.

Además, la ASF determinó que la dependencia otorgó 652 mil 493 (21.4%) subsidios duplicados a un mismo número de unidades económicas rurales agrícolas, por un monto de 4 mil 990. 2 millones de pesos, en los que coincidió el nombre del beneficiario, la CURP, el tipo de persona (física o moral), la entidad federativa y el folio interno.

El informe de la ASF señala también que la entonces Sagarpa, hoy Sader, careció de un programa anual de trabajo para constatar la consecución de los compromisos establecidos en los 3 millones 044 mil 329 subsidios otorgados por un monto de 16 mil 593.2 millones de pesos y los resultados obtenidos con la erogación de los mismos.

En cuanto a la documentación que justificara y comprobara el ejercicio de los recursos entregados, la entidad fiscalizada no acreditó que se entregaron a la población objetivo de forma directa o mediante un padrón de beneficiarios, por medio de transacciones electrónicas de pago a la cuenta de cada uno y, en el caso del componente PROAGRO Productivo, no acreditó los archivos digitales que emitió cada institución bancaria, ni las facturas que demostraran el otorgamiento de los recursos a los beneficiarios del programa.

Respecto de la confiabilidad de la información financiera por concepto de subsidios, se encontraron discrepancias entre lo que presentó cada unidad responsable involucrada en el programa y el conglomerado de las cuentas totales. 

De la revisión de la información proporcionada por la SADER por componente, de la base de datos de las Cuentas por Liquidar Certificadas y de la documentación remitida por las Unidades Responsables de los seis componentes del Programa de Fomento a la Agricultura, se determinó un presupuesto de 2 mil 212.9 millones de pesos, monto menor en 14 mil 912.2 millones de pesos a lo que aparece en el global de las Cuentas por Liquidar Certificadas de la Secretaría por 17 mil 329.9 millones de pesos.

La Auditoría Superior de la Federación solicitó diversas intervenciones del Órgano Interno de Control en la SADER para investigar el ejercicio de ese recurso. 

2 Programa de Apoyo a Pequeños Productores 

Entre las problemáticas del sector agropecuario está que las unidades económicas rurales conformadas por pequeños productores tienen baja productividad por la falta de inversión en equipamiento e infraestructura. 

Por eso, dentro de los ocho programas de subsidios del ramo 08, se incluyó el de Apoyos a Pequeños Productores, con el objetivo de otorgarles subsidios para adquirir infraestructura, maquinaria y equipo para la producción de alimentos. A este programa, Hacienda le otorgó un presupuesto modificado de 15 mil 488.2 millones de pesos, en 2018. 

“La Auditoría Superior de la Federación, se lee en el informe, solicitó diversas intervenciones del Órgano Interno de Control en la SADER para investigar el ejercicio de un total de 15 mil 127.9 millones de pesos en el programa presupuestario S266 “Programa de Apoyos a Pequeños Productores” debido a que la entidad fiscalizada no acreditó el destino final de esos recursos”. 

La secretaría no pudo constatar el destino final ni los resultados de los 4,104,951 subsidios entregados (por un monto de 15 mil 485.6 millones de pesos) en los componentes del programa: Arráigate Joven-Impulso Emprendedor; Atención a Siniestros Agropecuarios; Desarrollo de las Zonas Áridas; El Campo en Nuestras Manos, Extensionismo, Desarrollo de Capacidades y Asociatividad Productiva; Fortalecimiento a Organizaciones Rurales; PROCAFÉ e Impulso Productivo al Café; Programa de Incentivos para Productores de Maíz y Frijol; Proyectos Productivos; Infraestructura Productiva para el Aprovechamiento Sustentable del Suelo y Agua, y Proyecto de Seguridad Alimentaria para Zonas Rurales. 

En cuanto a la documentación que justificara y comprobara el ejercicio de los recursos entregados a las 4 millones 104,951 unidades económicas rurales conformadas por pequeños productores beneficiadas, la entidad fiscalizada no acreditó que dichos recursos se entregaron a la población objetivo de forma directa o mediante un padrón de beneficiarios, por medio de transacciones electrónicas de pago a la cuenta de cada uno, ni las facturas que demostraran el otorgamiento de los recursos, lo que podría implicar áreas de opacidad en la entrega y un posible desvío de los mismos.

Respecto de la confiabilidad de la información financiera por concepto de subsidios, de la revisión de la información proporcionada por la SADER por componente, de la base de datos de las Cuentas por Liquidar Certificadas y de la documentación remitida por las Unidades Responsables de los 11 componentes del Programa de Apoyos a Pequeños Productores, se determinó un presupuesto de 910 millones 563.7 pesos, monto menor en 14 mil 217.4 mdp del sustentado con las Cuentas por Liquidar Certificadas totales de la Secretaría por 15 mil 127.9 mdp.

3 Programa de Apoyo a la Comercialización 

Este está a cargo de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (Aserca), que depende de la hoy Sader. Su objetivo es otorgar subsidios para comercializar los productos agroalimentarios en los mercados nacional e internacional, a fin de fomentar la promoción comercial y las exportaciones de productos agroalimentarios. 

Tuvo un presupuesto asignado de 9 mil 748. 8 millones de pesos, aunque después Hacienda le recortó recursos para dejarlo en 6 mil 473.6 millones de pesos. La Sagarpa reportó en la Cuenta Pública la erogación de 6 mil 450.4 millones de pesos en el programa S262 de Apoyo a la Comercialización, durante 2018. 

Pero la entidad fiscalizada no dispuso de los diagnósticos para identificar, ubicar y cuantificar a los productores y compradores de productos agrícolas con excedentes y/o problemas de comercialización ni a los que tuvieran expectativas de desarrollo en el mercado nacional e internacional por entidad federativa y municipio. 

De manera que no demostró que los subsidios por un monto de 6 mil 103.1 millones de pesos se entregaron  a la población objetivo del programa ni pudo constatar el efecto de los subsidios entregados en los componentes de incentivos a la comercialización, promoción comercial y fomento a las exportaciones.

Aserca tampoco acreditó que dichos recursos se entregaron a la población objetivo de forma directa o mediante un padrón de beneficiarios, por medio de transacciones electrónicas de pago a la cuenta de cada uno. 

4 Programa de Productividad y Competitividad Agroalimentaria 

El objetivo de este es impulsar la productividad en el sector agroalimentario, mediante la inversión para el desarrollo del capital físico, humano y tecnológico, en concreto para agregar valor a las actividades primarias. 

Los componentes de este programa buscaban, por ejemplo, dar acceso al financiamiento, impulsar la inversión en infraestructura y equipamiento para agregar valor a los productos, incentivar a los productores para que pasaran de tradicionales a orgánicos y se certificaran, así como fomentar el uso de instrumentos de administración de riesgos de mercado para dar mayor certidumbre al ingreso y para la inversión en activos de proyectos productivos sustentables.

El programa tuvo en 2018 un presupuesto modificado de 5 mil 234.1 mdp, y de eso gastó 5 mil 233.8 mdp. 

Pero la entidad fiscalizada no dispuso de los diagnósticos para identificar, ubicar y cuantificar a las unidades económicas rurales en transición, empresariales con rentabilidad frágil, empresariales pujantes y empresariales dinámicas, vinculadas con el sector agroalimentario focalizadas en las regiones o zonas con mayor rezago económico por entidad federativa y municipio, que debieron ser su población objetivo. 

Respecto del componente de “Acceso al financiamiento” la ASF no pudo comprobar el número de apoyos otorgados mediante los tipos de incentivo “Servicio de garantía” y “Reducción del costo de financiamiento”, ni el monto ejercido, ya que derivado del análisis de las bases de datos, se precisó que la Secretaría de Agricultura reportó que entregó 41 mil 687 apoyos, correspondientes al periodo 2014-2018; sin embargo, no acreditó que el total reportado correspondió a ese lapso, ni el número de subsidios otorgados en 2018, ni el mecanismo mediante el cual entregó los apoyos.

Con la revisión de las bases de datos proporcionadas por la Sader también se precisó que, de esos 41 mil 867 subsidios, el 46.4% (19 mil 428) se identificaron como duplicados, puesto que coincidía el nombre del beneficiario, la CURP, el tipo de persona (física o moral), la entidad federativa, el folio interno y el RFC. Las duplicaciones van desde 2 veces hasta 598 veces, sin que se proporcionara la evidencia documental que justifique las causas.

La entonces Sagarpa careció también de un programa anual de trabajo para constatar la consecución de los compromisos establecidos en el total de los 52 mil 311 subsidios entregados en este programa, por lo que desconoció el destino final del monto involucrado en los mismos, 5 mil 154.8 mdp, así como los resultados obtenidos con su erogación en los componentes de “Acceso al financiamiento”; “Activos productivos y agrologística”; “Desarrollo Productivo del Sur Sureste y Zonas Económicas Especiales”, y “Riesgo compartido”.

En cuanto a la documentación que justificara y comprobara el ejercicio de los recursos entregados a los 52 mil 311 beneficiados, la entidad fiscalizada únicamente acreditó el 21.5% ( mil 108.9 mdp) del total de los 5 mil 154.8 mdp reportados como ejercidos por concepto de subsidios, por lo que no fue posible identificar el destino final de los 4 mil 045.1 mdp restantes (77.3% del total de los recursos ejercidos). 

5 Programa de Fomento Ganadero 

Este programa se creó para apoyar con subsidios para infraestructura productiva, maquinaria y equipo y el re poblamiento y post producción pecuaria. Para esto tuvo un presupuesto modificado de 3 mil 149.3 mdp. 3

Pero la entidad fiscalizada no dispuso de los diagnósticos para identificar, ubicar y cuantificar a las unidades económicas pecuarias en las regiones y zonas con mayor rezago social y económico por entidad federativa y municipio, por lo que no demostró que 412 mil 417 subsidios por un monto de 2 mil 063.3 mdp fueron entregados a la población objetivo del Programa de Fomento Ganadero.

La secretaría careció de un programa anual de trabajo para constatar la consecución de los compromisos establecidos en los subsidios entregados, por lo que desconoció el destino de los 2 mil 063.3 mdp y los resultados obtenidos con la erogación de los mismos en los componentes de capitalización productiva pecuaria; estrategias integrales para la cadena productiva; investigación, innovación y desarrollo tecnológico pecuarios; PROGAN Productivo, y sustentabilidad pecuaria.

Respecto de la confiabilidad de la información financiera por concepto de subsidios, la entidad fiscalizada registró en las bases de datos de los beneficiarios de los cinco componentes del programa, que ejerció un presupuesto de 2 mil 063.3 mdp, inferiores en 33.0% (mil 018.4 mdp) a lo sustentado con las CLC, de 3 mil 081.6 mdp.

La Auditoría Superior de la Federación solicitó diversas intervenciones del Órgano Interno de Control en la SADER para investigar el ejercicio de un total de 2 mil 980.4 mdp.