logo

Bonilla Valdez violenta la autonomía de los municipios; PRI

Carlos Jiménez Ruiz, dirigente estatal priísta.

MEXICALI. – La controversias y declaraciones públicas entre el primer mandatario Jaime Bonilla Valdez y el presidente municipal de Tijuana, Arturo González Cruz, en nada abonan al clima de estabilidad que los bajacalifornianos merecemos, por el contrario, los distraen de lo que debería ser su prioridad: trabajar por la entidad y sus municipios.

Al señalar lo anterior, el dirigente estatal priísta, Carlos Jiménez Ruiz agregó que los desencuentros que se han hecho públicos entre los tres órdenes de gobierno por diferentes razones “evitan que haya resultados positivos, ya que todos, sin excepción, dejan de manifiesto que su interés primordial, es el proceso electoral de 2021”.

En ese sentido, el ex diputado tricolor destacó que en tanto no comprendan que fueron elegidos para desempeñar un cargo con honradez, probidad y resultados, continuarán los desencuentros por decisiones totalmente electoreras, que no se concretan por carecer de sustento jurídico ya que surgen de ocurrencias disfrazadas de demandas ciudadanas.

Se distraen, dijo, en vigilar qué hacen otros de cara a un proceso electoral, mientras eso sucede, la ciudadanía no ve resultados tangibles en obra, inversión, crecimiento y mucho menos, en seguridad.

Como ejemplo, el priista recordó la liberación de la caseta de cobro de Playas de Tijuana por decisión unilateral del mandatario Jaime Bonilla, misma que el gobierno federal a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) frenó por tratarse de una acción totalmente fuera de orden por rebasar las atribuciones del Estado.

Asimismo, Jiménez Ruiz hizo referencia al pretendido decreto para la regularización de los llamados “autos chocolate”, que apenas la semana pasada, también desde el centro del país “fue descalificada por el propio presidente López Obrador”.

No obstante, estos reveses, el gobernador Bonilla Valdez continúa en su afán por violentar el marco legal que nos rige y descalifica públicamente a los munícipes, tal es el caso de la violencia política de género en contra de la presidente municipal de Tecate, Zulema Adams Pereyra a quien señaló de frívola e irresponsable luego de que ésta hiciera públicas las amenazas de que fue objeto por parte del secretario general de gobierno, Amador Rodríguez Lozano.

En los últimos días, ha emprendido campaña en contra del edil tijuanense con aseveraciones que descalifican sus actividades manifestando que se encuentra en campaña política de cara a los comicios del próximo año “pero Bonilla Valdez, olvida que las reuniones de trabajo entre munícipes y empresarios fortalece el desarrollo económico, así estos, ocurran fuera del municipio que se gobierna”.

Finalmente, Jiménez Ruiz destacó que no se trata de defender a Arturo González Cruz, porque como todos, tiene deudas con los tijuanenses, sobre todo en materia de seguridad, pero es importante destacar que las descalificaciones de Bonilla Valdez en contra de todos los que no se someten a sus caprichos, afectan la gobernabilidad y violentan la autonomía de los municipios.