logo

Apoyo al campo no debe ser cuestión de partidos; G. Cruz

Gina Andrea Cruz Blackledge, senadora por Baja California.

MEXICALI. –  Baja California, sobre todo Mexicali, nació de sus campos agrícolas, por lo que se debe proteger este sector tan importante para la entidad, además, es el que se encarga de producir los alimentos que ponemos en nuestras mesas.

La senadora Gina Andrea Cruz Blackledge, señalo lo anterior y preciso que, el apoyo al campo no debe ser cuestión de partidos, más aún cuando los apoyos a este sector han sido tan drásticamente disminuidos, lo que terminará impactando de manera negativa en la autosuficiencia alimentaria que dice buscar este gobierno, así como en el cultivo del algodón.

Ante la falta de apoyos por parte del gobierno federal al sector primario del país, que significan un retroceso al siglo pasado, gestionará más apoyos para la comercialización de los alimentos producidos en nuestro campo.

La representante de la entidad ante la Cámara de Senadores, se reunió con integrantes de la Unión de Productores Agropecuarios del Valle de Mexicali, en este caso, encabezada por Luis Abraham Campos y Rubén Camacho Ledón, quienes manifestaron no haber sido tomados en cuenta al solicitar una audiencia con el Gobernador del Estado, para exponerle sus inquietudes.

El Valle de Mexicali se ha caracterizado por la gran calidad de sus productos, que tienen sus mercados a nivel internacional, sin embargo, con la falta de apoyos se puede dar un gran retroceso que puede terminar con la productividad de esta tierra, aseveró la Senadora por Baja California. 

Entre las inquietudes de los productores, es que ante sus reclamos por la falta de apoyos al campo, solo han recibido como respuesta que en el actual gobierno de la cuarta transformación, se está apoyando a los agricultores para el autoconsumo, no así para la comercialización.

También se encuentra el tema de la cartera vencida, en el que temen que muchos de los productores agrícolas, no puedan sembrar más, ante la falta de créditos para sacar adelante sus cosechas, y en la que aclaran, no es que no quieran pagar, sino que reclaman facilidades para hacerlo.

Además de los altos costos del diésel agrícola, que resulta mucho más caro en México, que, en Yuma, Arizona, lo que definitivamente los pone en desventaja en el mercado.

Lo anterior, aunado a que quieren que regresen 20 años atrás, cuando se aplicaban 11 tipos diferentes de químicos al cultivo del algodón, que eran muy agresivos con la fauna, incluso con las abejas, pero ahora solo usan uno, que es más amigable con los animales.