logo

Discurso Presidencial pone en riesgo inversiones en BC

MEXICALI. – Ante la realidad que estamos viviendo actualmente, nuestro país necesita de tres principios fundamentales para fortalecer su desarrollo económico: facilidades para invertir y hacer negocios; un entorno político y social estable y por último apego irrestricto al estado de derecho, aseguró Alberto Sánchez Torres, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA) Delegación de Mexicali.

Sin embargo, precisó, vemos con preocupación que, desde la Presidencia de la República, se siguen atacando sin bases legales proyectos de inversión que representan crecimiento, estabilidad económico e impulso para muchas regiones de México; pareciera que la retórica diaria se centra en desacreditar de forma sistemática al sector privado por motivaciones meramente políticas.

Vemos muy lamentable, dijo, el reciente anuncio del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien, de nueva cuenta, desacreditó públicamente la instalación de la empresa Constellation Brands en Mexicali.

“Estamos convencidos, de que el jefe del ejecutivo está siendo mal informado con respecto a la factibilidad técnica y disponibilidad de agua en nuestra entidad y está tomando únicamente como base una consulta pública poco representativa y a todas luces ilegal y anticonstitucional”, dijo, Sánchez Torres.

Baja California, afirmó el Presidente de CANACINTRA, perdió la mayor inversión de su historia moderna y con ella la derrama económica a través de la construcción paralela de nuevos proyectos empresariales y servicios de primer nivel que beneficiarían de forma integral a la comunidad.

La realidad es que el abasto del agua nunca ha sido el problema, la inversión de Constellation Brands estuvo a merced de intereses y grupos políticos que enrarecieron y polarizaron el ambiente, logrando convencer a la comunidad que dicha inversión generaría escasez de agua, cuando representa tan solo el 0.2% del volumen total de agua en la región.

“Las consecuencias se traducen en un daño directo a la población más vulnerable, ya que es gracias al pago de impuestos de las empresas formales, que el gobierno puede acceder a recursos que se transforman en más médicos, enfermeras, medicinas, obra pública, alumbrado, calles pavimentadas y especialmente en un multiplicador de progreso para los más necesitados que tanto necesitamos en estos momentos”, aseveró Sánchez Torres.

Hoy, los números no mienten y son realmente alarmantes en diferentes frentes;  hay medio millón de contagios confirmados y 52 mil mexicanos han muerto  en esta pandemia, hemos perdido un millón de empleos y  la violencia en nuestro país va en escalada.

De manera paralela, los sectores económicos y sociales, se encuentran en su peor crisis y el Presidente de la República en lugar de concentrar todo su esfuerzo en contrarrestar a estos verdaderos enemigos, dirige su esfuerzo a desacreditar nuevas inversiones.

Como sociedad, explicó, tenemos que tener claro hoy más que nunca, que no se puede lograr un beneficio social  integral, sin empresas que contribuyan con sus impuestos al desarrollo; desgraciadamente Mexicali no pierde una cervecería, sino una plataforma de progreso y bienestar para todos.