logo

Índice de ingresos de mexicanos retrocederá 9 años por el Covid-19

De acuerdo con el informe Desarrollo Humano y Covid-19 en México: Desafíos para una recuperación sostenible del PNUD, la crisis por Covid-19 ha perjudicado en mayor proporción el empleo y el ingreso de las mujeres en el país. (Cuartoscuro )

Un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) señala que por la crisis sanitaria también habrá una reducción del 25% en servicios de salud

Expansión Política

@ExpPolitica

La crisis económica causada por la pandemia de COVID-19 significará una pérdida de nueve años de progreso en términos del índice de ingresos de los mexicanos,planteó el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En el informe ‘ Desarrollo Humano y COVID-19 en México: Desafíos para una recuperación sostenible ’, la agencia de la ONU planteó que estos impactos económicos tendrán una distribución no homogénea entre la población, pues afectarán sobre todo al sector laboral informal y a las mujeres.

Annabelle Sulmont, coordinadora general de iniciativas gerenciales del PNUD en México, explicó que a causa de la pandemia se presentará una fuerte “afectación diferenciada” entre hombres y mujeres en lo que corresponde al índice de Desarrollo Humano.

Sulmont apuntó que el posible incremento de la pobreza por ingresos de los mexicanos podría ser de entre el 7.2% y el 7.9%, afectando principalmente a mujeres, indígenas y población con alguna discapacidad.

Al analizar las tres dimensiones del Índice del Desarrollo Humano (IDH) en México (salud, educación e ingreso), así como en la dimensión de género, el informe del PNUD apunta que en el aspecto educativo se prevé que la crisis sanitaria cause una reducción de 0.6 años para los estudiantes, lo que significa un retroceso a los niveles de 2015.

 “La crisis estaría enfocada en dos factores; el primero, el riesgo en materia de abandono escolar y la recuperación del aprendizaje y la posible disminución en los años esperados de escolaridad”, apuntó Sulmont.

Con respecto al índice de salud, el país podría regresar a los niveles observados en 2013, con una posible reducción de hasta el 25% de los servicios sanitarios.

Esto podría tener un impacto en el aumento de la tasa de mortalidad infantil y la esperanza de vida al nacer, esperando que sea hasta el año 2022, que la tasa de mortalidad infantil regrese a un nivel cercano al que tenía antes de la pandemia.