logo

Golpe del Ejecutivo a autonomía del Poder Judicial; COPARMEX

Martín Muñoz Barba, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana en Ensenada.

  • Bonilla pretende desaparecer el Consejo de la Judicatura
  • Busca eliminarlo bajo el argumento de la austeridad
  • Se pretende integrar Tribunal Superior de Justicia a modo
  • Piden a diputados “no seguir la línea de su partido”
  • Que legislen en beneficio de la sociedad baja californiana
  • En riesgo la división de poderes en BC; Carlos Jimenez PRI 

ENSENADA. -La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), ve con preocupación la iniciativa de reforma constitucional presentada por el Gobernador Jaime Bonilla Valdez ante el Congreso del Estado, con la cual se pretende dar un golpe a la autonomía del Poder Judicial, mediante la eliminación del Consejo de la Judicatura. 

Martín Muñoz Barba, presidente del organismo, señaló que en la iniciativa de ley se argumenta que el Consejo de la Judicatura no ha dado los resultados deseados, generando una deficiente impartición de justicia, y bajo la bandera de una supuesta austeridad, el gobierno propone reemplazarlo por un consejo de magistrados. 

Sin embargo, “en Coparmex vemos que la iniciativa tiene otras intenciones ocultas, ya que, al eliminarse al Consejo de la Judicatura se abre la puerta para que el gobernador en turno pueda formar un Tribunal Superior de Justicia a modo, repleto de magistrados que sean sus allegados políticos o amistades, en lugar designarse a los juristas con mayor capacidad”, advirtió.

Si el Consejo de la Judicatura tiene algunas fallas, propuso, entonces hay que legislar para corregirlas, no para desaparecerlo e invitar al Ejecutivo a que tome control de los jueces. 

Muñoz Barba manifestó que, por la trascendencia de la pretendida reforma, es muy importante que se invite al proceso deliberativo a sectores de la sociedad que tienen relación directa con la administración de justicia, como los colegios de abogados, universidades y organizaciones civiles, para que opinen y hagan sus propias propuestas. 

De lo contrario, se corre el riesgo de que se hagan reformas completamente inconstitucionales, violatorias de la autonomía del Poder Judicial y que corrompan el delicado balance de la división de poderes, aseveró.

“Los integrantes de la Coparmex, dijo, exhortamos a los diputados del Congreso del Estado, para que legislen en beneficio de la sociedad baja californiana, no para seguir la línea de su partido.”

Una de las características esenciales de los sistemas democráticos es la separación de poderes, apuntó Muñoz Barba, por ello, la independencia del Poder Judicial es una condición indispensable para la existencia de un estado de derecho y democrático.

La Constitución Federal, así como varios instrumentos internacionales, refirió, establecen la independencia del Poder Judicial respecto a los demás poderes del Estado y la importancia de ese principio para garantizar la correcta solución de conflictos y el respeto de los derechos humanos. 

Sin embargo, precisó, la independencia del Poder Judicial no se da en automático, se debe trabajar constantemente para mantenerla, ya que ha sido una aspiración permanente del poder político controlar al Legislativo y al Judicial, porque éste es decisivo a la hora de asegurarse la impunidad en favor del arbitrario y corrupto. 

En los sistemas representativos los poderes Legislativo y Ejecutivo, tienen un mismo origen, ya que son el resultado de la expresión popular en las urnas, subrayó el presidente de la Coparmex de Ensenada., pero es indispensable, que se respete la autonomía del Judicial.

En todo caso, una sociedad puede sobrevivir algún tiempo con un Poder Legislativo o Ejecutivo que no responde eficaz y diligentemente a las necesidades reales de la sociedad, pero lo que no podrá soportar nunca, será una justicia dependiente y sumisa. 

Una reforma a modo y beneficio del Ejecutivo, sería un embate a la democracia de consecuencias imprevisibles, advirtió Martín Muñoz Barba.

Enfatizó que la Coparmex siempre velará por el respeto del estado de derecho, por el correcto funcionamiento de las instituciones que generen seguridad jurídica en la sociedad. 

EN RIESGO LA DIVISIÓN DE PODERES EN BC

TIJUANA. – El Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Baja California, a través de su presidente estatal, Carlos Jiménez Ruiz, se pronuncia por la permanencia del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado.

Conforme a lo dispuesto por el artículo 49 constitucional y el artículo 11, segundo párrafo, de la Constitución Política de Baja California, el gobierno del Estado se divide en tres poderes para garantizar así, el equilibro de fuerzas y la cooperación armoniosa entre las mismas.

“Insistimos en que es fundamental que se escuche a las partes interesadas al momento de legislar, pero la mayoría de los diputados dejan muy en claro que son meros receptores de las instrucciones del gobernador, porque el gobernador no respeta la división de Poderes”, declaró el líder del tricolor en Baja California.

Además, sentenció que “puede ser un distractor ya que lo que pretende el gobernador es dejar a sus incondicionales dentro del Poder Judicial. Así está dicho en la reforma que enviaron al Congreso, quieren eliminar el concurso de oposición, la valoración de la experiencia y formación profesional, así como las recomendaciones que pueden llegar a hacer colegios y barras de abogados, a favor de quienes puedan integrarse a dicho espacio como magistrados. Lo quiere borrar todo de un plumazo sin dejar en claro el método de selección, concentrando el poder e invadiendo de facto las atribuciones del Poder Judicial, todo con de la complicidad de los legisladores de MORENA y sus aliados (PT y PVEM)”.

Durante los años recientes, el número de jueces y magistrados del Poder Judicial de Baja California no ha crecido en proporción a la carga de trabajo. De aprobarse dicha reforma, se obligaría a juzgadores a dedicarse a cuestiones administrativos y descuidar su principal labor: la impartición de justicia.

“Por otro lado, reciclan las propuestas que se presentaron en Legislaturas pasadas. En este caso, buscan desconcentrar la segunda instancia, algo que no es nuevo, se trató en 2004 y se pretendía armar salas unitarias o regionales, dado que la mayor parte de trabajo se concentra en la zona costa de la entidad”, concluyó el dirigente estatal.