logo

La Semarnat suspende uso del glifosato como herbicida agrícola a partir del 2024

  • Estudios revelan que es generador de cáncer 
  • Bayer pagará alrededor de 10,900 millones de dólares
  • Obligará cambio de patrones en los cultivos tradicionales
  • Adoptar algunos de los usados por productores de hortalizas 
  • Los costos de los cultivos podrían elevarse, J.M. Quintero
  • Con datos científicos, Gobierno federal prepara campaña informativa

Por César Villalobos López

MEXICALI. – La prohibición total fijada para el 2024, por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales –SEMARNAT-, para el uso del glifosato como herbicida en las siembras de maíz y otros productos de consumo humano en el país, obligará la modificación en los patrones de cultivos, adoptando algunos que vienen utilizando los productores de hortalizas en el valle de Mexicali.   

Manuel de Jesús Quintero Meza, Director de Agricultura de la Secretaria del Campo y Seguridad Alimentaria, hizo la consideración anterior al responder a una pregunta de Semanario El Pionero relacionada con la publicación de la revista Forbes – México que da a a conocer la determinación de la SEMARNAT, indicando que “ante las evidencias científicas de la toxicidad del glifosato, que demuestran los impactos a la salud humana y al ambiente”, se determinó diseñar una hoja de ruta para reducir gradualmente el uso del químico.

Adelita San Vicente Tello, directora general del Sector Primario y Recursos Naturales de la Semarnat, expuso el actual gobierno busca una transformación del sistema agroalimentario del país a fin de que sea “más seguro, más sano y respetuoso con el medio ambiente”.

La funcionaria informó lo anterior al participar en el conversatorio “¿Por qué México se suma a la prohibición del glifosato?”, organizado por el Observatorio Académico de Sociedad, Medio Ambiente e Instituciones de la UNAM.

Asimismo, adelantó que, junto con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), analiza alternativas al uso del glifosato en herbicidas de producción a gran escala, pues “existen muchas experiencias de manejo con métodos que los propios campesinos y comunidades indígenas han aplicado desde hace miles de años”.

¿QUE SE DEBE DE HACER?

Quintero Meza menciono las opciones siguientes: 

1.-Manejo agronómico preventivo de malezas como riegos muertos y siembra tierra venida.

2.-Uso de herbicidas pre emergentes. 

3.-Siembras en surco y camas para poder cultivar con tractor.

4.-Aplicación de herbicidas selectivos a hoja ancha en cultivos de hoja angosta y de herbicidas selectivos de hoja angosta en cultivos de hoja ancha. 

5.- Rotación de cultivos. 

6.- Uso de herbicidas de contacto, ya que el glifosato es sistémico y va hasta la raíz. 

7.- Mantener limpios canales y evitar que las malezas asemillen en bordo de canales para que el agua no las lleve hacia adentro de la parcela. 

8.- Donde el cultivo así lo permita su rentabilidad, hacer riego tecnificado y utilizar acolchados plásticos (Esto ya se hace en la mayoría de las hortalizas).

9.- finalmente, meter gente con azadón a limpiar lo que queda.

El Director de Agricultura reconoció que las alternativas tendrían que evaluarse en relación a cada cultivo debido a que pueden generar un incremento en su costo final, en relación al combate de malezas con el glifosato.  

HABRA CAMPAÑAS INFORMATIVAS

La publicación de la Forbes menciona: “San Vicente Tello destacó que, por lo anterior, se preparan campañas con distintos productos informativos, como infografías y videos, que se traducirán a varios idiomas de México con datos y fuentes científicas sobre los efectos al medio ambiente y a la salud, con el propósito de alertar a la población sobre los riesgos que implica su uso y, a partir de ello, las personas o las comunidades puedan tomar sus propias decisiones”.

También revela que, “en 2018, un análisis realizado en Estados Unidos a muestras de harina de maíz blanco y amarillo de la marca mexicana Maseca encontró la presencia de maíz transgénico, así como altos niveles de glifosato; en respuesta, la compañía defendió su uso bajo las regulaciones existentes y aseguró que su harina de maíz cumplía con todas las normas aplicables”.

“Entre otros países, Francia y Alemania han anunciado acciones para el retiro gradual de productos con glifosato. Apenas ayer, la empresa Bayer informó que alcanzó un acuerdo para cerrar demandas en Estados Unidos que denunciaban que su herbicida Roundup, con glifosato, provoca cáncer y dijo que pagará alrededor de 10,900 millones de dólares”.

“Dicha sustancia es parte central de la revolución agrícola que incrementó en forma exponencial las cosechas de cereales y oleaginosos genéticamente modificados en Estados Unidos, Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay”.

Nota con información de 

la Revista Forbes y directa.