logo

Lo Extraordinario de lo Cotidiano

Vívete en libertad

Por Gladys Villalobos*

Nuestra espiritualidad es la relación que tenemos con la unidad que abarca todo lo creado o con un ser supremo, según las diferentes maneras de abordarlo. Las mujeres hemos tenido papeles de segundo orden en las instituciones religiosas. No sabemos si esto ha ocurrido por la marginación en la que hemos vivido o porque nuestro espíritu se encuentra en otro tipo de búsquedas. ¿Quién podría saberlo mejor que nosotras mismas? Extracto del planteamiento de la penúltima tarea de “Talladora de Palabras” de DEMAC.

Con el paso del tiempo mi vida espiritual ha madurado a la par conmigo. Lorenzo, primo por parte de mi familia materna, era un sacerdote Franciscano. Él vivía en Guadalajara. Eventualmente pasaba temporadas en la Iglesia de San Francisco en Mexicali, a un kilómetro de la casa de mis padres. Recuerdo sus estancias en casa, todos juntos, mis 3 hermanos, mis padres y él platicando sus aventuras, con una sonrisa franca, sentido del humor, sencillez e inteligencia. Un gozo su presencia.

Asistí de kínder a secundaria a una escuela de religiosas católicas ubicada a una cuadra de mi casa. Mis padres católicos. En mi década de los 20´s eventualmente sentía un deseo por asistir a misa. A veces sentía el impulso de ir, pero mi inmadurez me frenaba porque nadie del resto de mi familia iba a misa. Me sentía extraña, otro motivo más para que mis hermanas me dijeran que era “la rara” de la casa. Estos chistes de hermanos que a veces no tenemos ni idea el alcance que pueden tener. 

En una visita de Lorenzo, lo compartí con él. Recuerdo perfecto ese día, estábamos mi mamá, él y yo comiendo sandía en un cálido agosto. Yo exponiendo mi sentir con toda la confianza que él me inspiraba “La fe es lo único que nos salva, que nada frene tu espiritualidad. Vívete en libertad”. Sus palabras las atesoro porque despejaron mis dudas de cómo vivir mi espiritualidad, no ocultar mi fe y, sobre todo, recordar que la libertad me pertenece.

Cuando en el camino del encuentro, tu espíritu se encuentra lo que necesita para trascender, el resto se convierte en historia. Reconozco en mi entorno mujeres que deciden someter la forma de vivir su espiritualidad por vergüenza, por no ser raras, porque no se usa, por empatar en ideas con sus parejas, porque su vida no ha puesto a prueba su fe, por ausencia de convicción. 

Lorenzo falleció en marzo en La Paz, BCS, lugar donde radicó feliz sus últimos 10 años, por una neumonía atípica. Ese fue el parte médico. La última vez que lo vi fue hace casi 6 años al despedirnos en el aeropuerto, días posteriores a la misa que oficio para mi madre por su muerte. Él estuvo con nosotros, acompañándonos, conteniéndonos, haciéndonos reír, a veces de comer y en las estancias diarias en el hospital. El y su sonrisa franca. Descansa en Paz.

¿Cómo es tu relación con tu espiritualidad? Te invito a aventurarte en la escritura. Escribir es leernos, es escucharnos, es vernos. Cosas interesantes surgen a través de la escritura.  “Lo Extraordinario de lo Cotidiano”, un espacio donde cada día es un motivo. Valoro tu tiempo. 

*Cachanilla de nacimiento, comunicóloga de profesión, amante del cuerpo por vocación. Crecí análoga, me convertí digital. Asesora en Comunicación, Redactora de Contenidos, Fotógrafa. Instructora 450PMA Pilates/ 200RYT Yoga. Mi sitio: gladysvillalobos.wordpress.com/ Contacto: villalobos.gladysconsuelo@gmail.com