Semanario El Pionero

Expresión de Mexicali y su Valle

Prisma…

Sobre proceso electoral 21

Por salvador García estrada. 

No cabe duda.  El proceso que culminara en junio del 2021, con la elección del gobernador del Estado, cinco alcaldes y 25 diputados locales, – que aún no arranca oficialmente-, cada día está más caliente que el clima de Mexicali en agosto, aderezado, además, con “una guerra sucia, que salpica a todos los protagonistas”.  

Lo últimos acontecimientos – desencuentros-, entre el gobernador Jaime Bonilla Valdez con actores políticos importantes del Partido Morena, y su injerencia en acciones político electorales, hay que decirlo, presentan lecturas la mar de interesantes que vale comentar. 

De entrada, muestran que, entre los posibles candidatos a la gubernatura de todos los promovidos por él, no figura el alcalde Arturo González Cruz. Por más que se hable de una reconciliación, los analistas ven complicado que esta pudiera darse. Tampoco vemos el nombre de la alcaldesa de Tecate:  pero si los del Delegado Federal Único Jesús Alejandro Ruiz Uribe; Marina del Pilar Ávila Olmeda, alcaldesa de Mexicali, el de Ensenada Armando Ayala, funcionarios como Mario Escobedo, el fiscal Ruiz y hasta el doctor Alonso Pérez Rico. 

Ante tal estado de cosas, politólogos y analistas hoy muy ocupados en descifrar las señales que envían los protagonistas de la justa electoral, preguntan: ¿Cuál será la principal característica que deberá tener el hombre o mujer que suceda a Bonilla Valdez? 

En opinión del experimentado analista Jaime Flores Martínez, “el próximo candidato o candidata a la gubernatura, debe ser obligadamente un personaje con auténtica formación de izquierda que no se sirva del poder”. 

En sus apreciaciones, considera que quien acredita tales méritos es precisamente Ruiz Uribe, quien cumple “los requisitos ideológicos requeridos para aspirar al cargo político que ostenta Bonilla Valdez”, 

A ello habría que agregar su buen desempeño en la tarea que le encomendó el presidente Andrés Manuel López Obrador, le ha llevado a recorrer todo el territorio bajacaliforniano y conocer a fondo los problemas que enfrentan diversas regiones de la entidad. 

Sin embargo, cuando los periodistas le preguntan sobre sus aspiraciones político-electorales, elude el tema y responde, “estar dedicado a su trabajo y resolver problemas”, afirmando que sus “pensamientos y acciones están dedicados a responder a los proyectos derivados de la Cuarta Transformación implementada por AMLO y aplicada en BC por el gobernador Bonilla Valdez”. Bueno, tampoco dice que no. 

En tales circunstancias, la incógnita continua:   – ¿Sera hombre o mujer él . . próximo gobernador de BC?  ¿Sera de Mexicali, Tijuana o Ensenada? Sera empresario o liberal?

Pronto conoceremos las respuestas.

Salgares4@gmail.com