• Home »
  • Opinión »
  • La culpa de los contagios no es del pueblo, pero la solución está en sus manos
La culpa de los contagios no es del pueblo, pero la solución está en sus manos

La culpa de los contagios no es del pueblo, pero la solución está en sus manos

Por Alfonso Villagrán Contreras9 

Hoy me dirijo en particular al pueblo de Mexicali, sin embargo, como dice el dicho, te lo digo a ti Juan para que lo entiendas tu Pedro, es decir las líneas que ahora escribo sirven para todos los mexicanos. Quiero dejar por sentado cómo se ha tratado de culpar a los cachanillas de que los contagios o defunciones por la covid-19 vayan en aumento, pues el actual ayuntamiento encabezado por la morenista, Marina del Pilar Ávila Olmeda, les dice a los ciudadanos que se queden en casa si no quieren morir o matar, lo cual debo señalar es parte de una campaña nacional que tiene como objetivo descargar la responsabilidad de los tres órdenes de gobierno en cada entidad, con distintos o parecidos mensajes, pero con la misma finalidad.

Ahora bien, aseveró que la campaña busca descargar responsabilidad al gobierno en general, porque si bien es cierto que hay una responsabilidad de parte de la sociedad que debe guardar la sana distancia y quedarse en casa, esto no se puede llevar a cabo si en los lugares a los que por fuerza tiene que acudir la población no hay presencia de la autoridad competente para garantizar las acciones preventivas al contagio, además de buscar los mecanismo para evitar el aglutinamiento, como lo hemos visto en los bancos, centros de atención a clientes, tiendas de autoservicio, transporte público y supermercados; asimismo, el hecho de que no se haga llegar  el apoyo necesario a la comunidad para mantenerse en casa, cuando bien sabemos que la mayoría de los mexicalenses viven al día, ya sea vendiendo en el sobre ruedas, el campo o la fábrica, es claro que si no llega el sustento al hogar hay que salir a buscarlo, por tanto, el eslogan gubernamental se vuelve absurdo, pues el pueblo no sale buscando contagiarse, ni mucho menos dañar a otros más.

En cuanto al hecho de que si uno sale puede promover la muerte, lo cierto es que nuestras autoridades estatal y municipal, hasta hace apenas unos días, cuando los contagios han aumentado de forma estrepitosa, sobre todo en Mexicali, apenas buscan la forma de coordinarse para afrontar el problema, entonces la pregunta sería, ¿quién permite la muerte de miles de mexicalenses y bajacalifornianos, al no actuar a tiempo, al no tomar las medidas necesarias y sin brindar las condiciones necesarias para mantenerse en casa? Puras naranjas, al buen entendedor, pocas palabras. De igual forma, el ejemplo enseña, pero ello parece que a algunos políticos esto les parece mínimo y se toman la libertad, de no acatar las medidas sanitarias y engañan al pueblo diciendo que estamos en la fase última de los contagios y podemos iniciar una “nueva normalidad”.

Y es precisamente por eso que, ante este llamado a salir para reiniciar las labores necesarias para la supervivencia, es menester para los cachanillas exigir a quienes actúan despreocupadamente ante el problema, que se brinden las acciones indispensables para garantizar seguridad a los trabajadores y que, aunque tarde, se entreguen apoyos a los más lastimados por la pandemia. Sobre todo, es de vital importancia que el pueblo de Mexicali entienda que es necesario crear una gran fuerza popular para contrarrestar las malas decisiones del gobierno y luchar por la solución de las necesidades que hay en cada comunidad, pues ha quedado claro, con esta crisis del virus, que ante el abandono gubernamental el pueblo debe organizarse y encontrar la solución en sus manos.

* Integrante del Comité Estatal del Movimiento Antorchista en BC

www.antorchacampesina .org.mx 

Teléfono: 686-195-93-26