Editorial…

Editorial…

Y, ¿el Estado de Derecho?

Cada día que pasa se comprueba la ausencia del Estado de Derecho, la falta de autoridad, sustentada en un supuesto respeto a los derechos humanos y permitiendo el incremento de la violencia de todo tipo, como el cierre de vías de comunicación, saqueos y rapiña mediante ataques a negocios establecidos, todo como producto de la impunidad y convivencia de autoridad con grupos delictivos.  

La integridad, orgullo y valentía de los integrantes de nuestro glorioso Ejercito Nacional, han sido echados a la basura, al galardonar, el Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, a efectivos sometidos al capricho de los delincuentes.

Denigrantes, para miembros de las fuerzas armadas de México, han sido las múltiples imágenes donde grupos de ciudadanos agreden y vejan a soldados, marinos y elementos de la guardia nacional, porque están amarrados de manos por las instrucciones de su Jefe Nato, quien se olvida que los ciudadanos honestos y los elementos de las fuerzas armadas también son humanos, tienen derechos y dignidad que permite les sea pisoteada.

Esta situación de observa a lo largo y ancho del país, porque los delincuentes aprovechan, la impunidad amparada en los derechos humanos, para “hacer de las suyas”, olvidándose de la recomendación de los besos y los abrazos, del presidente López Obrador.

Aludimos esta situación de impunidad, por la amenaza de habitantes de un municipio de Morelos para quemar el hospital “Dr. Ángel Ventura Neri”, ya que advierten que no permitirán alojamiento de pacientes contagiados con coronavirus (Covid-19).

“Escúchenlo bien, lo quemamos. Hay muchos otros hospitales.  Quemamos el hospital y la directora”, mencionó una de las mujeres inconformes. Y es que la Secretaría de Salud de Morelos, confirmó siete casos de coronavirus, descartó 72 y 31 permanecen como sospechosos y se confirma una defunción.

Estamos seguros de que sí cumplirán su amenaza, bajo el manto de impunidad por la ausencia de un Estado de Derecho, al igual que ha ocurrido con la quema de vehículos de Conagua y otras tendencias oficiales, sin que pase nada.