CANIRAC toma acciones preventivas por COVID-19

CANIRAC toma acciones preventivas por COVID-19

ENSENADA. -La Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (CANIRAC), está tomando acciones preventivas en instalaciones y personal, para contrarrestar la expansión del COVID-19, o coronavirus y hacer frente a la pandemia, informó Iván Nolasco Cruz, presidente de la delegación Ensenada del organismo.

Luego de manifestar su preocupación ante los efectos que empieza a generar en el país la pandemia del Coronavirus, el dirigente dijo que los restaurantes de Ensenada están tomando una actitud proactiva e informando no solo a los afiliados, sino a todo el sector que deben fortalecer las medidas sanitarias en sus establecimientos.

Acompañado del Doctor Iván Alvarado, jefe de la III Jurisdicción Sanitaria, el presidente de la CANIRAC reiteró el compromiso de los restauranteros con la salud de clientes y trabajadores, por lo que se respetarán y acatarán las medidas y recomendaciones de la Secretaría de Salud.

Reconoció que, de extenderse el periodo de resguardo en casa, es inminente que hechos como la disminución de clientes causarán bajas en las ventas, y aunque en Ensenada la situación aún no es tan crítica, ya se tienen los casos de un restaurante y una vinícola, que suspendieron actividades.

Ante la situación, recomendó a las empresas restauranteras mantenerse unidos y apoyarse en los servicios de entrega a domicilio para tratar de minimizar el efecto negativo en sus ingresos diarios.

Nolasco Cruz dijo que un efecto esperado es la suspensión por un mes en la llegada de cruceros, y aunque ese turismo no es cliente directo de los restaurantes, su ausencia si tendría un impacto negativo en la economía, que pudiera afectar a la industria, por una baja en la derrama económica.

De darse un escenario de pérdidas económicas prolongadas, la CANIRAC a nivel nacional ya están solicitando a las autoridades federales que se tomen medidas de apoyo a la industria gastronómica nacional, adelantó el dirigente.

Entre esas medidas están: dispensar por 90 días el pago de Impuestos Sobre la Renta, Impuesto Sobre Nómina, cuotas al Instituto Mexicano del Seguro Social y al Instituto de Fomento a la Vivienda de los Trabajadores, y diferir su pago a 12 meses, una vez que pase la contingencia.

También están solicitando dispensa de 90 días del pago del servicio de energía eléctrica que brinda la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dividiendo el saldo en los 12 meses siguientes y hacer lo mismo con el pago de agua potable y diferirlo a 6 o 9 mensualidades.

Se pide que haya financiamientos para medianas y pequeñas empresas a través de Nafinsa para reactivar la economía, así como apoyos emergentes a los agremiados de la CANIRAC con créditos a la palabra y tasas preferenciales, además de préstamos bancarios con facilidades.

NO HAY CASOS CONFIRMADOS

Por su lado, el jefe de la III Jurisdicción Sanitaria de la Secretaría de Salud Iván Alvarado, aseguró que, hasta medio día de ayer martes, no había ningún caso confirmado, solo 5 en proceso de diagnóstico: 2 en IMSS, 2 en la Secretaría de Salud y 1 en ISSSTECALI, todos importados.

Al momento hay mil 600 personas del sector salud capacitados para enfrentar la crisis y apoyar las medidas que a nivel municipal se están tomando como suspender a partir de la próxima semana las reuniones mayores a 200 personas, informó.

Reiteró el llamado a mantenerse informados de las recomendaciones de las autoridades sanitarias y acatar las disposiciones para hacer frente a la pandemia.

Aclaró que no se busca castigar a las empresas, sino proteger la salud de la población; corresponde a la Cofepris a través de la verificación de las Normas Oficiales que ya existen, determinar alguna sanción.

MEDIDAS PREVENTIVAS 

1.-Mantenernos informados de los datos, estadísticas y recomendaciones que emita la Secretaría de Salud para actuar de forma consciente sin generar pánico entre trabajadores y clientes.

2.- Planear cada etapa previendo que pudiera presentarse el peor escenario, cierre parcial o definitivo de nuestros establecimientos, con acciones concretas de trabajo responsable.

3.- Puesta en marcha del plan de contingencia y prevención del sector restaurantero: 

* Reportar con los superiores o encargados si alguien presenta los síntomas de gripa o tos seca.

* Colocación obligatoria de gel antibacterial en la entrada de los establecimientos y los baños de los mismos.

* Lavado obligatorio de manos del personal antes de entrar a laborar al establecimiento y a cada hora/mesa.

* Toma de temperatura al personal que labora en cada restaurante.

* Limpieza y desinfección de mesas y menús

* Reacomodo de los espacios de consumo: establecer perímetros de 1.50 metros entre cada mesa para evitar la cercanía entre comensales: quitar o cancelar mesas, dejar libres aquellas que estén en medio de otras.

4.- Apertura del Servicio a Domicilio aplicando las medidas básicas de prevención y limpieza.