Agricultores y campesinos en contra del gobierno de AMLO

Agricultores y campesinos en contra del gobierno de AMLO

  • Se desligan de partidos políticos y del gobernador Ordaz
  • Sumar a homólogos de Tamaulipas, Sonora, Chihuahua
  • Sin apoyos venden cosechas a precio menor de su costo

Por Luis Fernando Nájera*

EL FUERTE, SINALOA.- Reunidos en el auditorio “Venancio Hernández”, de la Asociación de Agricultores de Río Fuerte Sur (AARFS A.C.) ejidatarios del sector social y pequeños propietarios acordaron iniciar una movilización en contra de las políticas agroalimentarias del Presidente Andrés Manuel López Obrador y no descartaron bloqueos carreteros y toma de instalaciones estratégicas como aeropuertos, carburantes y demás, desligarse de partidos políticos y destetarse del gobernador, Quirino Ordaz Coppel.

La estrategia la definirán entre el 15 y 20 de marzo en un lugar neutral para todas las organizaciones adheridas al movimiento y a la que intentan sumar a Tamaulipas, Sonora, Chihuahua y a todo aquel estado que esté afectado por las políticas subsidiarias a la agricultura de subsistencia del gobierno federal y de desmantelamiento de la intensiva, que es la que produce los granos que los mexicanos consumen.

Marte Nicolás Vega Román, presidente de la AARFS, dijo que, aunque el precio por la tonelada de maíz ha llegado a los 3 mil 622 pesos y presenta una mejora diaria, aún es bajo en comparación al año anterior, por lo que los productores lo estarían vendiendo a pérdida, por lo que es necesario que se subsidie para cuando menos recuperar los costos y obtener una utilidad mínima.

De no capitalizar la comercialización, la producción de granos del país y consumo de alimentos básicos como el maíz, trigo panificable y frijol dependería de las importaciones, y la actividad primaria estaría desmantelándose, dijo.

Ante los hechos de crisis alimentaria, Faustino Hernández Álvarez, presidente de la Liga de Comunidades Agrarias (LCA) calificó la situación de la agricultura como “muy cabrona” y cuyo rescate dependerá de la movilización masiva de productores y de acciones radicales, de lo contrario “el campo está acabado, y los agricultores terminarán muy jodidos”.

Dijo que, a un año del gobierno federal, “la gente está hasta la madre de las políticas que desmantelan las instituciones que le dieron certeza a la producción de alimentos”.

Emilio González Gastélum, presidente de la Coordinadora Única de Productores Agrícolas de Sinaloa, culpo al Gobierno Federal de la crisis en el campo provocada por la incertidumbre en la comercialización de la cosecha 2019-200 al desaparecer 23 mil millones de pesos destinados a subsidios a la comercialización.

“El Gobierno es intransigente y hoy no sólo elimino los apoyos a la comercialización, sino que pretende redistribuir el agua y eliminar los fondos de aseguramiento dejando sin garantía de cobertura por siniestros, sin duda una política entreguista del país”.

Alejandro Cervantes Sotelo, presidente de la Alianza Nacional Agropecuaria y Pesquera, fue más allá y espetó un “el gobierno está valiendo madre, ofreció precios de garantía justos y mayores subsidios, pero fue un engaño, nos alimentó la esperanza y sucedió la traición. Nos salió el tiro por la culata. Es un gobierno represivo, que quiere aplastar a los productores intensivos, que cosechan los granos que consumen los mexicanos, y del que nos vamos a defender con movilización”.

Cervantes Sotelo dijo que el Presidente López Obrador no le teme a la movilización masiva, porque es diestro en ellas, “pero nosotros tampoco le tememos al gobierno, ni a la cárcel, y defenderemos al campo”.

Baltazar Valdez Armentía, representante de Campesinos Unidos de Sinaloa, condicionó el respaldo a la movilización al desprendimiento del movimiento de partidos políticos del Gobernador. “De Quirino porque es un monigote que no soluciona nada, y de los partidos políticos porque no representan a nadie, excepto sus intereses propios”.

Francisco Meza López, de la Central Campesina Independiente, afirmó que por las políticas agropecuarias de AMLO la población ya está consumiendo maíz transgénico y maíz pecuario. “En la capital consumen tortillas con maíz pecuario. Ese es el alimento que les va ofertar su Presidente. En el norte nos vamos a defender porque el maíz pecuario es para animales de engorda”, dijo.

Miguel Agustín Luque Miranda, ex presidente de la AARFS, condenó el que el Gobierno de México esté dividiendo al país con una política agropecuaria en la que los mexicanos serán los perdedores finales. “AMLO es mentiroso y nos conduce al fracaso. El campo es el mejor ejemplo”.

Todos los asistentes a la asamblea, se declararon listos para desenterrar el hacha de guerra y sumarse a la movilización, antes que la agricultura sea destrozada por las políticas agropecuarias del presidente Andrés Manuel López Obrador.

* Publicado y tomado de portal de Semanario RIODOCE,  de Culiacán, Sinaloa, Publicado en marzo 6, 2020