Entre Los Surcos…

Entre Los Surcos…

 Revitalizar la Laguna Salada

Por César Villalobos López

“Agradezco el apoyo de mis compañeros legisladores, se trata de una propuesta para crear proyectos productivos en beneficio de los Cucapás y además de volver a contar con un destino turístico para los mexicalenses”.

Expresión de la diputada Eva Rodríguez, durante una conferencia de prensa acompañada por los diputados María Luisa Villalobos Ávila, Juan Meléndrez Espinoza, al ponderar su ocurrencia de llenar de agua la Laguna Salada.

Si mencionamos ocurrencia es porque la legisladora, que debería de legislar, habla de “generar proyectos productivos y contar con destino un turístico”, soslayando que destino turístico no necesariamente debe de ser acuático. 

La Laguna Salada ya es un destino turístico y de gran atracción para locales y extranjeros amantes de las carreras de vehículos fuera de camino –off road, dicen alrededor del mundo- tanto en automotores de 4 ruedas, motos, triciclos y otros, además de quienes se dedican al senderismo y excursiones de diversos tipos.

Insistimos en ocurrencia, basándonos en que la diputada Eva Rodríguez, ahora dice que “solo quiere revitalizar una parte de la Laguna Salada”, a través de un proyecto que se desconoce, porque no existe, pero solo su mención jala la atención de aquellos a los que identifica como beneficiarios, en este caso, los “miembros de la comunidad Cucapá se sumaron a la propuesta”.

Luego, Juan Gonzalo Moreno, de la Dirección Estatal de Pueblos Originarios consideró que “es el comienzo para saldar una deuda histórica que se tiene con los originarios de esta tribu”.

La información oficial del área de comunicación del Congreso precisa: “El representante de los cucapás, Juan Gonzalo Moreno, consideró como viable la propuesta de la legisladora y agradeció ser partícipe de este proyecto, el cual, se tiene contemplado realizar con apoyo de todas las autoridades. “Agradezco la disponibilidad de la diputada, del Gobierno del Estado, creo que tenemos una oportunidad histórica para cristalizar este proyecto”, subrayó.

Desde luego que no estamos en contra de la realización de cualquier proyecto para impulsar el desarrollo social y económico de los Cucapá, o de cualquier otro pueblo indígena, pero la ocurrencia de la diputada Rodríguez, para nosotros, se asemeja a los espejitos que los españoles engañaban a nuestros antepasados.

“El también representante de la Dirección Estatal de Pueblos Indígenas, dijo que no se trata de llenar de agua la Laguna Salada, sino de la reconstrucción de un canal para que se tenga agua en una zona adecuada para la pesca y de paso un lugar de recreación familiar”. 

Insistimos, mientras no se tenga una propuesta seria, basada en un proyecto ejecutivo, con un análisis de costo beneficio, la propuesta de la diputada Eva Rodríguez, a pesar del apoyo que diga tener, sigue siendo una ocurrencia, tal vez muy buena, pero solo eso y el diputado Juan Melendrez Espinoza, sabe de proyectos y obras. 

La legisladora Eva Rodríguez, durante la conferencia de prensa dijo: “este proyecto es un anhelo de muchos años que se tiene históricamente con la actual tribu Cucapá, cuya actividad primaria siempre fue la pesca”, pero no dio a conocer en que consiste el proyecto, ni cual podría ser el beneficio concreto para la tribu. 

La diputada Rodríguez presumió que “conoce la historia de lo que paso cuando el mar se volvió desierto en la Laguna Salada” y luego dijo: “hace algunos días, planteó este tema con el titular de la Secretaria de Economía Sustentable y Turismo, así como con él secretario del Campo y Seguridad Alimentaría, donde ambos coincidieron en que este es un lugar viable para la actividad pesquera y la proyección turística de la región”.

Como mencionamos anteriormente, la Laguna Salada tiene un potencial no explotado con actividades agrícolas y pecuarias, por falta de infraestructura vial y energía eléctrica, además de impulsar el turismo hacia una de las bellezas naturales, ahora desconocidas por las nuevas generaciones, como lo es el Cañón de Guadalupe, con sus aguas termales.

En este otro campo valdría la pena que el diputado Melendrez Espinoza y el economista Héctor Haros Encinas, Secretario del Campo y Seguridad Alimentaria, hicieran algún proyecto muy bien definido para el desarrollo de la zona, con el apoyo del Congreso del Estado.