• Home »
  • Mundo »
  • Polinización artificial mejora rendimiento de los cultivos en Israel
Polinización artificial mejora rendimiento de los cultivos en Israel

Polinización artificial mejora rendimiento de los cultivos en Israel

Polinización artificial. Es la tecnología que la startup de Israel Edete Precision Technologies for Agriculture ofrece a la industria de la agricultura

Como una manera de mejorar el rendimiento de los cultivos, pero también de asegurar el suministro de los alimentos, la startup creó un sistema que cosecha flores mecánicamente, separa el polen de la flor, para finalmente almacenar el polen viable y germinable por más de un año.

La vicepresidenta de Desarrollo de Negocios y Marketing de Edete, Keren Mimran, comentó a PortalFrutícola.com que el 75% de los cultivos agrícolas para el consumo humano dependen de la polinización animal, principalmente de las abejas melíferas.

Sin embargo, los insectos responsables de la polinización y específicamente las abejas melíferas están disminuyendo en número y desapareciendo por completo. “Ello está arriesgando la seguridad del suministro mundial de alimentos”, recalcó.

Es por esto que la necesidad de una polinización artificial se hace cada vez más importante para la industria.

¿Cómo nació la idea de la polinización artificial?

Desde la startup comentan que, tras una conferencia sobre polinización, el CEO de Edete, Eylam Ran, notó que depender de los insectos para la seguridad alimentaria era absurdo y decidió encontrar una tecnología de reemplazo para solucionar el problema.

Pensando en cómo la inseminación artificial pudo ayudar en la cría del ganado, inició Edete y el desafío de la polinización artificial.

“La polinización artificial es una técnica que puede usarse para polinizar plantas cuando la polinización natural es insuficiente o para mejorar los rendimientos”, explicaron desde Edete.

El servicio de polinización artificial (APaS)  que entrega Edete incluye dos partes: recolección de polen y dispersión de polen; que es finalmente lo que permite la reproducción de los cultivos agrícolas.

A su vez, utilizan el método para superar el problema de la desincronización de las flores de diferentes cultivares.

De la misma manera, aseguran la fertilización y preparación de la fruta al combinar el mejor polinizador con la variedad comercial, independiente del momento de la floración.

Con el polinizador artificial creado pueden dispersar el polen seco en los árboles y algorítmicamente alcanza el entorno de cada árbol lo más cerca posible. Además, pueden operar durante el día y la noche a cualquier temperatura.

Resultados y proyecciones

Edete fue fundada en 2016 y está ubicada en Basmat Tivon, Israel. En estos años de trayectoria lograron demostrar en pruebas de campos en el país un aumento en el rendimiento de los almendros y la principal variedad comercial de almendras.

A su vez, lograron aumentar el rendimiento como un reemplazo completo a la polinización de las abejas en pruebas de campo a pequeña escala.  

Actualmente, el objetivo es instalar la tecnología en California. Desde la compañía comentaron que ya están conectados con algunos de los principales productores de almendras en el lugar.

“Comenzaremos a realizar pilotos con productores en California en los próximos años”, puntualizaron.

A su vez, también buscan polinizar las frutas de hoja caduca y así ayudar a mejorar los rendimientos de peras, manzanas, cerezas, albaricoques, entre otros. Además de los cultivos de algodón.

Para Edete seguir impulsando la tecnología es de suma importancia en la actualidad, ya que “se estima que la población mundial crecerá más de 9 mil millones de personas para 2050; la producción agrícola debe crecer para prevenir la escasez de alimentos”.

En este sentido, afirmaron que la solución de la polinización artificial de Edete asegurará e incrementará el rendimiento agrícola; primero en almendras y luego en otros cultivos.