Editorial…

Editorial…

Orgullo Cimarrón 

Sin duda alguna, la manifestación convocada por el rector de la Universidad Autónoma de Baja California e identificada como “Orgullo Cimarrón”, tuvo buena respuesta de los docentes, de alumnos y personal administrativo, incluyó a los ex rectores y sirvió de marco para anunciar la petición de juicio político apara el gobernador Francisco Arturo Vega de Lamadrid    

En la Plaza de los Tres Poderes donde concluyeron su marcha las tres columnas el rector se dirigió a las diputadas y diputados, mencionándoles “Acudimos ante ustedes, representantes populares, y lo hacemos en este recinto oficial, en el que se deposita la confianza del pueblo, de la soberanía de Baja California”.

 “Acudimos en una legítima exigencia de justicia que no es exclusiva de la comunidad universitaria, porque hoy se han congregado en esta plaza, muchos más que estudiantes, trabajadores y profesores cimarrones. Están presentes padres, madres, hermanos, amigos de esos 65,500 alumnos, de los 7,800 trabajadores, de los más de 130 mil egresados de la Universidad Autónoma de Baja California”.

 “Esta manifestación es acompañamiento a las medidas legales que la universidad ha encauzado en contra del gobernador Francisco Vega de Lamadrid, miembros de su gabinete y quien resulte responsable”. 

 “El día de ayer, se presentaron denuncias formales ante la Fiscalía General de la República y ante la Procuraduría General de Justicia del Estado, por la posible comisión de delitos tales como corrupción, coalición de servidores públicos, peculado, abuso de autoridad, y los que resulten”.

 “Nosotros estamos proveyendo los hechos para que sean las autoridades competentes quienes determinen si nos asiste la razón y digan el derecho”.

 “Diputadas y diputados, hoy se les deposita el clamor de justicia del pueblo bajacaliforniano, el reclamo para que a aquellos que protestaron cumplir y hacer cumplir las leyes y no hicieron honor a la investidura de servidor público, efectivamente, el pueblo se los demande”.

La misma situación económica se presenta en una buena parte de universidades de varios estados de la república, asegurados que el conflicto es producto de la retención de las aportaciones del gobierno federal, el de Andrés Manuel Lopez Obrador, quien, cuando menos en el caso de Baja California, después de negar adeudo, dejó abierta la posibilidad de que pudiera tenerse algún adeudo.

Así las cosas, solo queda esperar la solución del adeudo con la asunción de Jaime Bonilla Valdez, al gobierno de Baja California, el próximo primero de noviembre.