Lo Extraordinario de lo Cotidiano

Lo Extraordinario de lo Cotidiano

Cumplir con tu palabra

Por Gladys Villalobos*

“Otra sugerencia para cultivar más integración es practicar el acto de cumplir con tu palabra; cumplir con lo que dices que harás, cumplir con tu parte en una negociación. El cumplir con tu palabra te pondrá a prueba algunas veces porque no podrás rendirte ante tus resistencias, las partes de ti que quieren una vida fácil, las que realmente no quieren cambiar” expone Subhadramati en su libro titulado “No se trata de ser bueno” en donde aborda actitudes y comportamientos de la vida cotidiana en donde la ética se pone a prueba y nos lleva a la reflexión.

“Cada vez que das tu palabra tu nivel de integración y tu capacidad para acabar con lo que empezaste, se ponen a prueba. Si no cumplir con tu palabra es un signo de falta de integración, lo mismo que estar desintegrado en sí, cumplir con tu palabra te hará madurar”

He hecho referencia en semanas anteriores a las sugerencias y reflexiones a las cuales nos invita esta autora inglesa sobre la ética. En la primera parte de este libro nos plantea el “Hazlo por ti”. Empezar a incorporar hábitos que nos lleven a vivir a plenitud la ética, con mayor conciencia y responsabilidad. Posteriormente vendrá el “Hacerlo por los demás”

A la Integración y el Asumir Responsabilidad, hoy sumó el Cumplir con tu Palabra. En este punto me pregunto ¿puede ser ajeno uno del otro? En mi experiencia observo que habitualmente estas características de personalidad van unidas a la par. El cumplir con nuestra palabra nos hace confiables, nos otorga respeto y sobre todo equilibrio en nuestras relaciones y quienes conviven con nosotros. Llevar a cabo los dichos de nuestra boca no está a merced de mis emociones temporales, estados de ánimo, caprichos o lucubraciones mentales. 

Hace algunos años, un conocido falto a una cita importante que habíamos acordado. En aquel momento, entre triste y desconcertada, Amada, una mujer de hermosa sonrisa, con una inteligencia emocional de la cual aprender y añoro, externo con esa paz que irradia “No siente respeto por sí mismo”.

Con los años lo he entendido y lo observo. Si hay algo que nos pertenece son nuestras palabras y nuestros actos, emanan de nosotros. Son la manifestación física de nuestro ser. Cuando demeritamos la trascendencia de nuestras palabras, es equivalente a demeritar nuestra propio ser. Anulo mis actos, anulo mi palabra, anulo mi ser.

Cuando llevo a cabo un compromiso a través de mi palabra, siembro en el otro una expectativa, una certeza, un acuerdo dado desde la confianza. Trabajar cada día en la integración de estos aspectos contribuirán a sentirnos más seguros de nosotros mismos, podremos confiar en nosotros. Vale el gozo intentarlo.

“Lo Extraordinario de lo Cotidiano”, un espacio donde cada día es un motivo. Valoro tu tiempo.

* Cachanilla de nacimiento, comunicóloga de profesión, amante del cuerpo por vocación. Crecí análoga, me convertí digital. Asesora en Comunicación, Redactora de Contenidos, Fotógrafa. Instructora 450PMA Pilates/ 200RYT Yoga. Mi sitio: gladysvillalobos.wordpress.com/ Contacto: villalobos.gladysconsuelo@gmail.com