En semilla 1055 de Bayer,  Sader se lava las manos

En semilla 1055 de Bayer, Sader se lava las manos

  • Niega Snics proteger a semillera
  • Semilla se importa sin comprobar calidad
  • Bajo responsabilidad de la Senasica
  • Snics comprueba bajo % de germinación
  • Etiqueta dice 80%, laboratorio 65 %
  • Bayer aduce mala preparación y patógenos
  • Sanidad e Inocuidad de Sedagro no detectó
  • Tampoco Comité Estatal de Sanidad Vegetal 

Por César Villalobos López

MEXICALI. – “El Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), Órgano Desconcentrado de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (AGRICULTURA), es el encargado de inspeccionar y certificar las semillas, esto es, se asegura la calidad de las mismas para siembra, comercio y producción, entre otras atribuciones que le confiere la Ley Federal de Producción, Certificación y Comercio de Semillas”. 

En un comunicado oficial de la Secretaria de Agricultura difundido por la delegación en Baja California, se establece lo anterior, destacando que, es con “la finalidad de aclarar información que recientemente ha circulado en algunos medios de comunicación, referente a que el SNICS protege a las empresas semilleras transnacionales”.

“Primero es importante señalar que la producción y el comercio de semillas en México está regulado por la Ley Federal de Producción, Certificación y Comercio de Semillas (2007) y la observación y aplicación de dicha Ley corresponde a AGRICULTURA a través del SNICS. Esta Ley permite la circulación en el comercio de tres categorías de semilla: Certificada, Habilitada y Declarada”. 

“La semilla categoría Certificada, es calificada de manera objetiva por el SNICS, mediante el seguimiento del proceso de producción con Reglas Técnicas, que asegura la calidad genética, germinación y pureza física de la semilla; la semilla que cumple con los parámetros de calidad establecidos en Reglas Técnicas, ya sea de empresas nacionales o internacionales, se identifica con una etiqueta emitida por el SNICS de color azul”. 

“Respecto a la semilla categoría Declarada, -como la entregada por los distribuidores de la trasnacional Bayer que produce e importa la semilla a México, en este caso de la variedad Delta Pine 1055 lote B2RF- sus CARACTERÍSTICAS DE CALIDAD NO SON CALIFICADAS por el SNICS, por lo que su calidad (genética, física, fisiológica y fitosanitaria) debe ser informada por el productor o comercializador en la etiqueta comercial de la empresa. Por tanto, la RESPONSABILIDAD DE LA VENTA Y COMPRA DE ESTA SEMILLA RECAE EN EL PRODUCTOR Y EL COMPRADOR”. 

 “En el caso de la semilla de algodón, toda la que se utiliza para siembra en México es de importación, y el ingreso al país está únicamente regulado por el SENASICA para aspectos fitosanitarios. Ingresada al país circula en el mercado como semilla categoría Declarada”. 

“El problema de la semilla de algodón presuntamente con bajos niveles de emergencia o germinación  identificado en la región algodonera de Mexicali, Baja California, con semilla de algodón categoría Declarada en el ciclo primavera 2019, fue informado por parte de un grupo de productores al SNICS, quienes entregaron tres muestras de semilla identificadas con el nombre de la variedad DELTAPINE 1555 B2RF de la empresa Bayer, a las cuales, a solicitud de los interesados, se realizó la prueba de germinación en el laboratorio del SNICS”.

“Los resultados fueron informados de manera oficial a los productores para los fines que a ellos convenga. Es de puntualizar que en ambas categorías (Certificada y Declarada), el SNICS solo interviene a petición de partes. Por lo anterior, la semilla Certificada asegura la intervención de un regulador (SNICS) y en consecuencia que el productor reciba la mejor “calidad”, lo que coadyuva a incrementar su productividad y bienestar”.

La semilla categoría “declarada” vendida a productores de algodón del valle de Mexicali, correspondiente al lote B2RF de la variedad 1055 de Delta Pine, en la etiqueta menciona un 80 por ciento de germinación, pero en análisis de laboratorio realizados por el Servicio de Inspección y Certificación de Semillas –SNICS-, en Mexicali, los porcentajes no pasaron del 65 por ciento, pero eso no lo menciona el comunicado de la Secretaria de Agricultura.   

Aun cuando en la parte final del comunicado oficial de la Secretaria de Agricultura menciona que “seguirá protegiendo la calidad de las semillas certificadas que se comercializan en México y ofreciendo el servicio de pruebas de laboratorios a los productores interesados en determinar la viabilidad de las semillas antes de la siembra”, en el caso relacionado al problema registrado en unas 2 mil hectáreas con fallas de nacencia y de desarrollo de la plántula, el SNCS no realizó pruebas de laboratorio previas a las siembras, debido a la protección que se da a la trasnacional que importa con la mención de que se trata de “semilla declarada”. 

VERSIÓN DE BAYER

La empresa Bayer, productora, importadora y vendedora de la semilla de algodón Delta Pine 1055 lote B2RF, dio a conocer que “se colectaron muestras de plantas para análisis fitopatológicos” que “arrojaron las siguientes conclusiones:

“a) Las bajas poblaciones que se presentaron en algunos predios con la variedad DP1555 B2RF, en la zona de Mexicali, fueron originadas por causas diversas: clima y patógenos (principalmente el hongo Fusarium sp.)”

Sin embargo, la presencia de patógenos no ha sido detectada por el área de “Sanidad e Inocuidad” de la Secretaria de Desarrollo Agropecuario del gobierno de Baja California, ni por personal técnico de la Secretaria de Agricultura o del Comité Estatal de Sanidad Vegetal, preciso Demetrio Benites, presidente del Sistema Producto Algodón.  

“b) El análisis de calidad fisiológica de la semilla despachada para la zona de Mexicali en el ciclo 2019 confirma que se encuentran dentro de los parámetros de calidad establecidos por organismos regulatorios y la propia compañía”.

En las etiquetas anexas a cada saco de semilla, Bayer menciona una germinación del 80 % y los análisis de laboratorio a semilla de predios donde se registraron problemas de nacencia y desarrollo de la planta, el porcentaje de germinación no paso del 65 por ciento, dijo Benites, quien agregó:

Cada saco trae 30 mil semillas, de las que, de entrada, nos merma un 20 por ciento de lo que pagamos, por el porcentaje de germinación y si tomamos en cuenta que solo germina un 65 por ciento, en realidad recibimos 19 mil 500 semillas que, en el caso de la variedad 1555 -B2RF, no alcanzamos ese rango. 

El presidente del Sistema Producto Algodón rechazó la opinión emitida por Bayer, cuando menciona que “las semillas de algodón DP1555 B2RF distribuidas este ciclo en el Valle de Mexicali, en el Estado de Baja California, mantienen las condiciones idóneas para su germinación y rendimiento, bajo las condiciones adecuadas de preparación de terrenos y recomendaciones de siembra”, destacando que los productores de fibra blanca tienen años de experiencia en las preparaciones de la tierra para ese cultivo.