El efecto ecosistémico  del sargazo

El efecto ecosistémico del sargazo

El aumento del sargazo ha traído consecuencias económicas y ecológicas

Por Perla Velázquez

México, (Notimex).- El sargazo es una de las consecuencias del cambio climático, ya que el calentamiento de los océanos provoca una reacción en la macroalga.

Sin embargo, hay otros dos factores que han contribuido a incrementar su presencia en las costas del Caribe.

De acuerdo con Javier Riojas Rodríguez, coordinador de la licenciatura en Sustentabilidad Ambiental de la Universidad Iberoamericana (Ibero), uno “es la contaminación de los océanos por los agroquímicos que vienen de la actividad agrícola en muchas parte del mundo”.

“Los desechos o residuos de los agroquímicos, mas bien sirven como nutrientes del alga”, detalló el académico en entrevista con Notimex.

Riojas Rodríguez señaló que otro factor son las corrientes marinas que llevan este sargazo, que básicamente se produce en tales cantidades hacia el sur del continente, en la parte que está entre Brasil y Senegal.

“En esa parte del Océano Atlántico Sur y por las corrientes marinas son arrastradas, son llevadas las macroalgas, llamadas sargazo, hacia el Caribe”.

El sargazo apareció hace poco más de un lustro. Pero ahora, su incremento ha traído consecuencias económicas, pero sobre todo ecológicas.

“Al crecer de manera excesiva en la superficie el sargazo impide la penetración de la luz solar hacia el fondo marino, hacia las partes más superficiales de los océanos; hay muchas especies que requieren de la luz solar, sobre todo especies del fitoplancton marino, para poder crecer, y muchas otras especies de peces o animales acuáticos dependen de ese fitoplancton”, dijo.

Según Javier Riojas “también se ven afectadas las praderas y pastos marinos; a lo mejor suena un poco raro, no es del conocimiento común, pero en algunas partes hay praderas y pastos marinos en el fondo del mar, de las cuales dependen muchas otras especies para su alimentación, incluso para su reproducción”.

Al no haber penetración de la luz solar, añadió, los pastos y praderas marinas no tienen ese elemento para llevar a cabo su fotosíntesis y llegan a morir.