• Home »
  • Regional »
  • Asociación de Correccionales de América recertifican al “Hongo II”
Asociación de Correccionales de  América recertifican al “Hongo II”

Asociación de Correccionales de América recertifican al “Hongo II”

Cumplió al 100% en los estándares a calificar

TIJUANA. – Como parte de las acciones del Sistema Penitenciario de Baja California para reforzar las buenas prácticas que han llevado al Centro de Reinserción Social de El Hongo II a ser referente a nivel internacional, se logró obtener la recertificación por parte de la Asociación de Correccionales de América (ACA).

 El Secretario de Seguridad Pública del Estado, José Fernando Sánchez González, explicó que en días pasados auditores del organismo internacional acudieron al Centro a supervisar los procesos, e inspeccionaron durante una semana 137 estándares aplicados en el centro penitenciario para su buen funcionamiento y beneficio de los privados de la libertad.

 Señaló que el recorrido que hicieron los inspectores incluyó las naves industriales, los dormitorios, los salones de clases, bibliotecas, canchas de esparcimiento, cocina, área cultural, iglesias, todo lo que compone al Cereso y que en su conjunto funciona para una adecuada reinserción social.

 Sánchez González destacó que se tiene proyectado a finales de septiembre certificar las oficinas centrales de la Subsecretaría Estatal del Sistema Penitenciario y con ello obtener el “Águila Dorada” máximo galardón que entrega el organismo.

 Los aspectos supervisados fueron el de administración, protección, seguridad, orden y control, atención médica, programas de reinserción social, atención y justicia, además de alimentación, cumpliendo con el 100% de los estándares.

 Por su parte el Subsecretario del Sistema Estatal Penitenciario, David Limón Grijalva, precisó que las personas privadas de su libertad en El Hongo II son de baja peligrosidad quienes se encuentran en un último proceso para reinsertarse de manera favorable a la sociedad.

 Indicó que el obtener dicha distinción significa que se trabaja conforme a esquemas que permiten medir la calidad de los servicios penitenciarios y el rendimiento de los mismos, frente a estándares reconocidos a nivel nacional e internacional.