Sader protege monopolio de Bayer: Algodoneros

Sader protege monopolio de Bayer: Algodoneros

  • Recaban pruebas documentales de la falla
  • Buscan respaldo de análisis en laboratorios
  • Conjuntan opiniones de los técnicos responsables
  • Analizan que tipo de reclamo presentar a Bayer 

Por César Villalobos López 

EJIDO HERMOSILLO. – Productores de algodón del valle de Mexicali denuncian que la falta de controles y de coordinación entre la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural y la administración de la aduana fronteriza ha permitido que empresas como Monsanto, o Bayer de México, importen semilla de algodón de la marca Deltapine y se comercialice en el país, sin ninguna prueba de germinación, vigor, pureza y sanidad, por parte del –SNICS- Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas.

Critican que la SADER proteja el monopolio de la semilla de algodón en mano de una empresa extranjera, al no autorizar que los productores, en forma directa e individual puedan comprar la simiente en el extranjero e importarla para la siembra en sus predios.

Esto luego de que en el valle de Mexicali se han tenido problemas de nacencia, de secadera de plántula por falta de vigor, de no germinación por pudrición de semilla y otros factores adversos con daños irrecuperables en una superficie estimada en alrededor de 2 mil hectáreas, en proceso de cuantificación en predios. 

Durante una reunión realizada en el salón social de esta comunidad ejidal, coordinada por el Sistema Producto Algodón que preside Demetrio Benites Sánchez, se escucharon diversas versiones sobre el comportamiento de la variedad 1555, de semilla de algodón Deltapine, producida en campos estadounidenses y tratada por la trasnacional Bayer, para su exportación a México, donde la comercializan a través de distribuidores que, a su vez la venden a los agricultores.  

Por lo pronto, el profesor Luis Antonio Rodríguez Díaz, productor de algodón del ejido Nuevo Leon, ofreció la presencia de un notario público para dar fe de la presencia de semillas podridas, sin germinar y de la secadera de plantas, por falta de vigor, además de la muerte de otras que iniciaron su desarrollo y perecieron. 

Esperan que en el curso de la semana entrante, autoridades locales de la Sader y de la Secrtaria de Desarrollo Agropecuario se interesen por atender y analizar el problema en apoyo de los productores, independientemente de que se tiene la versión de que técnicos de Bayer México estarán aquí en el valle para comprobar los reclamos de los algodoneros.