Editorial…

Editorial…

Migrantes y soberanía nacional

Por fin, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que México tiene el derecho de reforzar sus medidas de control migratorio y seguridad, tal como ocurrió en Chiapas cuando un grupo de alrededor de 500 migrantes irrumpió por la fuerza pretendiendo recorrer territorio nacional sin querer regularizarse.

“Nosotros lo que queremos es que la gente entre ordenada, no irrumpa a nuestro país, nosotros tenemos nuestra soberanía, tenemos nuestras leyes”.

Con un “Yo creo” reflejando inseguridad o desconocimiento de las leyes la magistrada en retiro y titular de la Secretaria de Gobernación, agrego “que nadie puede violentar nuestra ley, nuestra soberanía y nuestro país de una forma como lo estaban haciendo, irrumpiendo, incluso en algunos casos de manera agresiva a nuestros agentes migratorios y también a nuestra policía”, advirtió.

Durante una breve conferencia de prensa, previo a encabezar la sesión del Sistema Nacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, la funcionaria señaló su extrañeza de que justo cuando se realizaba la reunión en Washington del canciller mexicano, Marcelo Ebrard con el Vicepresidente, Mike Pence y el secretario de Estado, Mike Pompeo, ocurriera esta irrupción violenta de migrantes, particularmente provenientes de Honduras.

“Lo que queremos-y no me cansaré de decirlo-una migración ordenada, segura y regular, entonces tienen que regularizarse y entrar en una forma ordenada, pero esta irrupción violenta en el puente de Chiapas pues como que me parece un poco coincidente, por decirlo menos”

A pregunta expresa sobre si buscarían incrementar en los próximos días la presencia de elementos de seguridad de las distintas corporaciones que apoyen las labores del Instituto Nacional de Migración en el control de las caravanas, Sánchez Cordero respondió afirmativamente.

Y nuevamente apareció el “Yo creo” que sí, tenemos todo el derecho, somos un país soberano, tenemos leyes migratorias, tenemos que aplicarlas y se tienen que respetar”.

“Yo no entiendo porque se dice que se violan los derechos humanos cuando lo que queremos es regular la población migrante para poderles ofrecer servicios y que hagan valer sus derechos humanos a la salud”

Enseguida denunció la operación de bandas que reclutan a migrantes para conformar estas caravanas que buscan ingresar por cualquier punto de la frontera sur de nuestro país, no necesariamente por la garita.