Entre Los Surcos…

Entre Los Surcos…

Mejor prevenir que lamenta

Por César Villalobos López

Al gobierno de Francisco Arturo “Kiko” Vega de Lamadrid, le está sucediendo lo que, al cohetero: si truena duro, le chiflan y si no truena también le chiflan.

Mencionamos esto por versiones mal intencionadas en el sentido de que el gobierno de Baja California se adelantó en la solicitud de una declaratoria de emergencia para los municipios de Ensenada y Mexicali, anticipadamente a la llegada de la tormenta tropical Rosa.

Y, es que con este tipo de declaratorias se obtienen recursos del FONDEN en apoyo de la población afectada por este tipo de fenómenos meteorológicos que, de acuerdo con los pronósticos y las advertencias sobre medidas de seguridad que se difundieron a la población por parte del Servicio Meteorológico Nacional y de Comisión Nacional del Agua, los dos municipios serian seriamente afectados.

Afortunadamente, en el caso del municipio de Mexicali, solo los residentes de San Felipe fueron afectados, al igual que la infraestructura carretera que comunica al sur del estado. 

A este respecto, Francisco Rueda Gómez, Secretario General de Gobierno destacó que los daños que se han registrado han sido mucho menores a los que se contemplaban, precisando que la declaratoria de emergencia se realizó de forma preventiva considerando las fuertes lluvias que por cerca de 24 horas se presentaron en el puerto de San Felipe, zona que cuenta con numerosos daños en carreteras, vialidades y viviendas.

Explicó que el apoyo que se recibirá por parte del Gobierno Federal a través del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) será solamente en especie y no en recursos, tal y como ocurre en caso de una declaratoria de desastre.

Regresando el tiempo, en el 2010, cuando el sismo del 4 de abril afecto al valle de Mexicali, las criticas mayores fueron para el gobernador José Guadalupe Osuna Millán, por su lentitud para dimensionar el daño ocasionado por el movimiento telúrico.