Editorial…

Editorial…

SEMARNAT, mucho ruido y… ¿EL AGUA?

Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, conocida como SEMARNAT, anuncia, a bombo y platillo, su apertura, con información al público en general, en materia de Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), de 17 estados de la República, disponible en el sitio web de la dependencia, con el propósito de orientar a los ciudadanos y facilitarles la búsqueda de datos que propician generación de conocimiento público.

En el apartado de transparencia focalizada, los interesados podrán consultar los títulos de concesión, prórrogas a las concesiones, modificaciones a las bases y los resolutivos que han sido notificados por la Dirección General de Zona Federal Marítima Terrestre y Ambientes Costeros (DGZFMTAC), dependiente de la Subsecretaría de Gestión para la Protección Ambiental de la SEMARNAT.

Asimismo, conforme a las disposiciones de la NOM-146-SEMARNAT-2017, para la elaboración del plano de cualquier solicitud en materia de zona federal marítimo terrestre, el promovente podrá consultar las delimitaciones oficiales vigentes de cada municipio. Los planos se encuentran en el formato DWG y pueden ser vistos con AUTOCAD o un visor para este tipo de archivos. 

Los usuarios pueden además conocer el listado de resolutivos emitidos por mes y tienen acceso directo a la consulta de trámites en proceso. Todos los documentos descargables se encuentran en formato Excel y PDF. 

Cabe mencionar que la zona federal está constituida por la faja de veinte metros de ancho de tierra firme, transitable y contigua a dichas playas o, en su caso, a las riberas de los ríos, desde la desembocadura de éstos en el mar. Aquí se desarrollan múltiples actividades relativas a obras de servicio público, desarrollos turísticos, portuarios, pesqueros, acuícolas y habitacionales, así como instalaciones petroleras, navales y eléctricas, entre otras. 

Sin embargo, la SEMARNAT ha echado al canasto del olvido situaciones muy importantes y de vital necesidad para la sobrevivencia del ser humano, la agricultura, la industria y los servicios, pese a los acuerdos del presidente Enrique Peña Nieto para la regularización de las concesiones de pozos para la extracción de agua, cuyos decretos han pasado a dormir el sueño de los justos en la Comisión Nacional del Agua. 

En la Comisión Nacional del Agua también tienen un portal de internet, donde se supone los usuarios con tramites deberían de poder consultar los avances de su gestión, pero no es así y existen quejas de que, cuando logran comunicación telefónica, el trato es déspota y sin respuestas concretas.  

Pero en Conagua están como en el gobierno de Baja California cuando se busca información en el portal de transparencia, relacionada con fracasados programas de concurrencia, no se encuentra nada, porque no hay respuesta.