López Obrador, seguridad alimentaria

López Obrador, seguridad alimentaria

  • Reducir progresivamente la dependencia de las importaciones
  • Apoyo con tecnología, créditos, fertilizantes, y precios de garantía.
  • Rancho Cuarentena para ordenar el flujo “desordenado” de ganado
  • México está descapitalizando su hato de 34 millones de cabezas
  • Necesitamos garantizar que no se vendan las vaquillas a USA
  • Ideal sería modelo similar al que tiene Jesús Vizcarra de Su Karne

CIUDAD DE MEXICO. – La autosuficiencia alimentaria es un concepto clave para el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Un objetivo claro es reducir progresivamente la dependencia de la importación de maíz, frijol, arroz y trigo harinero.

La médula de la política agropecuaria del gobierno de López Obrador es la atención de la población más pobre.

La intención es atenderlos como consumidores y como productores. ¿Cómo se hará?

Los objetivos

A los más desprotegidos se les distribuirá una canasta básica ampliada de 34 productos.

Y a los pequeños productores se les apoyará con tecnología, créditos, fertilizantes, y precios de garantía.

La intención es acercar la canasta básica, la tecnología y fertilizantes a través de la cadena de suministro que se creará con la fusión de Liconsa y Diconsa, que se denominará Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex).

Adicionalmente se buscará aumentar el hato ganadero en 1 millón de becerros y vaquillas. Son objetivos claros y precisos.

¿Vuelta al pasado?

La verdad es que la autosuficiencia alimentaria y los precios de garantía evocan al pasado reciente de planes y proyectos fallidos.

Sin embargo, el líder del proyecto, el ingeniero agrónomo fitotecnista no parece un hombre dogmático. Su trato y apariencia corresponde más con los de un científico. Y su trayectoria muestra amplia experiencia administrativa. Fue dos veces subsecretario. Una de ellas de Agricultura y la otra de Recursos Naturales de Semarnat. Ha sido alto funcionario en los gobiernos de Ernesto Zedillo y de Vicente Fox. Llama la atención el reconocimiento internacional que tiene por su participación en organismos internacionales

Víctor Villalobos, quien será el secretario de Agricultura en el próximo sexenio, lo tiene muy claro: el gobierno mexicano debe apoyar a los productores más débiles mediante precios de garantía.

Frente a las críticas que ha generado el anuncio del regreso de los precios de garantía, argumenta que éstos no van a distorsionar el funcionamiento de los mercados en la medida en que los grandes volúmenes seguirán bajo el esquema de los precios establecidos como ingreso objetivo, los cuales en gran medida obedecen al comportamiento internacional del mercado.

Cuatro proyectos

Son cuatro los proyectos sobre los que se basará la política agropecuaria:

1. El uso de las tres plantas fertilizantes de Pemex. México necesita evitar la dependencia de la importación de fertilizantes; fundamentalmente urea. Se necesita producir 5 millones de toneladas de urea. Por lo pronto se propone sustituir la importación de 1.5 millones de toneladas de urea.

2. La creación de una nueva empresa: Seguridad Alimentaria Mexicana con la fusión de Liconsa y Diconsa, para distribuir además de la leche y los productos que ya distribuye, fertilizante y semilla mejorada a precios baratos; además de acopiar el grano que produzcan los pequeños productores.

Se utilizará el big data con los distintos padrones que ya existen entre ellos el del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

La canasta básica se ampliará de 22 a 34 productos entre los que se incluirá proteína como sardina y atún.

3. Fortalecer el hato ganadero. El propósito es aumentar el hato ganadero en 1 millón de becerros y vaquillas. El plan es lograrlo en seis años.

Hoy México exporta 1-1.2 millones de becerros en pie a EU. México está descapitalizando su hato de 34 millones de cabezas y necesita garantizar que no se vendan las vaquillas. Lo ideal es lograr un modelo similar al que tiene Jesús Vizcarra de Su Karne, que procura el valor agregado. Otro perfil es impulsar el desarrollo del potencial para la ganadería en el sur del país.

4. Precios de garantía para cuatro cultivos básicos: leche, maíz, frijol y trigo harinero. Con ello, otorgar certidumbre a los productores de tres hectáreas para abajo. Apoyarlos con semilla mejorada, fertilizante y aumentar sus rendimientos con precios de garantía. En dos ciclos los pequeños productores pueden elevar de tres a cinco toneladas su producción, si cuentan con el apoyo técnico, de fertilizantes y crediticios.

Esos son los objetivos y proyectos centrales del próximo gobierno, que buscará no sólo mantener el crecimiento que ha registrado el sector agropecuario desde el año 2013, incluso aumentarlo vía la productividad.

Esa es la apuesta del que será el nuevo gobierno de México. Al tiempo.

Rancho cuarentena

En su reciente reunión con Jimmy Morales, presidente de Guatemala, el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, le propuso la creación de un Rancho Cuarentena para ordenar el flujo “desordenado” de ganado de los países centroamericanos que al final llega a México y que a la fecha asciende a 700,000 cabezas de ganado. La propuesta en realidad es para que participen seis países: Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala. México financiaría el Rancho Cuarentena

Información de Marco A. Mares, publicada en EL ECONOMISTA, 5 septiembre, 2018