Canales de riego no aptos para recreación

Canales de riego no aptos para recreación

  • Presencia de la amiba de vida libre
  • Fuertes corrientes de agua
  • Peligros para la salud

MEXICALI. – El Gobierno del Estado que encabeza el Mandatario Francisco Vega de Lamadrid, a través de la Secretaría de Salud, hace un llamado a la población a no utilizar los canales de riego, drenes o pozos como áreas recreativas, debido a que existe la presencia de la amiba de vida libre, la cual es letal una vez que ingresa al cuerpo.

El titular de la dependencia estatal, Guillermo Trejo Dozal, señaló que estos lugares no son aptos, ya que representan un gran peligro por todos los tipos de corrientes que hay, por lo que recomienda a los padres de familia a vigilar que sus hijos no acudan por ningún motivo a refrescarse y pasar un rato agradable, ya que pueden adquirir esta amiba que ocasiona el padecimiento meningoencefalitis.

Explicó que los síntomas que provoca son: intenso dolor de cabeza frontal, náuseas, vómitos, fiebre, somnolencia, decaimiento, malestar general y cuando está más avanzado, el cuadro de la enfermedad ocasiona vómito brusco, alteraciones mentales, ataques convulsivos, estado de coma y muerte.

Trejo Dozal hizo un exhorto a que a los primeros síntomas se debe acudir a la unidad hospitalaria más cercana y dar el antecedente que se introdujo en un canal para así brindar el tratamiento adecuado.

Por parte de la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios, se tiene un padrón de registro de 273 establecimientos con albercas en el Estado entre públicas y privadas, a las cuales se monitorean constantemente, por lo que a la fecha se han realizado 866 visitas y 831 muestreos.

Indicó que para la población que se quede en su casa y tenga albercas de volúmenes grandes, deben contar con la cloración indicada para mantenerla en buen estado y limpia para que pueda utilizarse.

En relación a las inflables, se recomienda utilizar el agua en el momento que se van a bañar los niños, no dejar que se almacene para otro día, dado que el sol elimina el cloro del agua.